Popayán

Popayán

 
C. del SO de Colombia, cap. del departamento de Cauca; 141 964 h.
Ejemplos ?
n la sala consistorial de esta muy noble y muy leal ciudad de Santiago de Cali, a primero de febrero del año de mil ochocientos once, los señores de la Junta provisional de gobierno de las seis ciudades amigas del valle del Cauca, habiendo precedido citación en forma legal del muy ilustre cabildo, del señor vicario eclesiástico, de los reverendos prelados regulares, del cuerpo militar, de los empleados en Rentas, y de todo el pueblo, viendo el peligro que amenaza a las ciudades amigas y confederadas, las diferentes disposiciones hostiles que toma el señor gobernador de Popayán...
Yo no debo ni quiero hacer el proceso de Bolívar en Co- lombia, aunque para ello tenga á mano mucho de lo que es- cribieron sus émulos y contemporáneos, sin desdeñar ni el folleto del obispo de Popayán Jiménez de Encizo.
Despierte (oh Musa, tiempo es ya) despierte algún sublime ingenio, que levante el vuelo a tan espléndido sujeto, y que de Popayán los hechos cante y de la no inferior Barquisimeto...
Artículo 9º —El departamento del Cauca comprende las provincias: 1° de Popayán, eu capital Popayán; 2° del Chocó, su capital Quibdó; 3° de Pasto, su capital Pasto; y 4° de la Buenaventura, su capital por ahora Iscuandé.
Mira correr la sangre de Rovira, a quien lamentan Mérida y Pamplona; y la de Freites derramada mira, el constante adalid de Barcelona; Ortiz, García de Toledo expira; Granados, Amador, Castillo muere; yace Cabal, de Popayán llorado, llorado de las ciencias; fiera bala el pecho de Camilo Torres hiere; Gutiérrez el postrero aliento exhala; perece Pombo, que, en el banco infausto, el porvenir glorioso de su patria con profético acento te revela; no la íntegra virtud salva a Torices; no la modestia, no el ingenio a Caldas.
Hablaré a V., al fin, de mí: he sido nombrado Presidente por toda Nueva Granada, mas no por la guarida de asesinos de Casanare y Popayán; y mientras tanto Urdaneta está desempeñando el Poder Ejecutivo con los Ministros de su elección.
Esta respondió que se sacaba tan poco oro respecto de los tiempos pasados por estar gastadas y consumidas las minas de Zamora y Zaruma y los mineros apurados y pobres; que en Quito, Popayán y Loja se cobraban los quintos Reales al diezmo y al quinzavo, conforme a las mercedes que el Rey había hecho; que el oro, después de quintado, se consumía y gastaba en la providencia en labrar algunas cañas y otras joyas para gala y ornato de las personas, que lo daban a los oficiales y artífices, quienes no lo podían recibir ni labrar sino estaba marcado y quintado, bajo las penas de las leyes y pragmáticas de que las justicias tenían cargo.
Artículo 22º —El departamento del Cauca se divide del del Ecuador por los límites que han separado a la provincia de Popayán en el río Carchi, que sirve de términos a la provincia de Pasto.
En otra ocasión descubriré el nombre del general. Bolí- var murió sin saber el fin trágico del envenenador. ¡Lo que es el mundo I Popayán, 20 de Septiembre de 1878. Tomás C.
Hoyos.- El Representante por la provincia Barbacoas, Hermógenes Lemos.- El Senador por la provincia de Pamplona, Hilarión Camargo.- El Representante por la provincia de Casanare, Antonio Mantilla Morilla.- El Representante por la provincia del Cauca, Fernando Racines.- El Senador por la provincia de Panamá, José María Urrutia Anino.- El Representante por la provincia del Cauca, Antonio Mateus.- El Representante por la provincia de Zipaquirá, Carlos Martín.- El Senador por la provincia de Popayán, referente a las actas del Senado, Manuel Antonio Bueno.- El Representante por la provincia de Cundinamarca, Felipe Cordero.- El Senador por la provincia de Riohacha, Nicolás Prieto.- El Representante por la provincia del Chocó, Felipe S.
Departamento de Popayán, capital Popayán, compuesto de los Municipios que formaban las Provincias de Caldas, Angulo, Popayán, Silvia, Santander y Camilo Torres, por sus actuales límites, y la parte que corresponde al extinguido Departamento del Cauca en el Territorio del Caquetá; : 5º.
A su llegada a Popayán, recibió el juez pesquisador la noticia del asesinato del marqués y consiguiente revolución de Almagro el Mozo; y dando de mano a todo otro encargo, púsose el licenciado en camino para Quito, levantando bandera por el rey.