Ejemplos ?
eame en las congojas del zampabodigos Poncio Pilatos si no es verdad que en la imperial villa de Potosí, allá por los años do 1647, llovieron cuernos.
Era el año quince del reinado del emperador Tiberio. Poncio Pilato era gobernador de Judea, Herodes gobernaba en Galilea, su hermano Filipo en Iturea y Traconítide, y Lisanias en Abilene; 2.
«Porque verdaderamente en esta ciudad se han aliado Herodes y Poncio Pilato con las naciones y los pueblos de Israel contra tu santo siervo Jesús, a quien has ungido, 28.
Como se correspondía con vizcaínos lenceros, y enviándoles dineros cobraba en mercadería, dejó muchas trabacuentas prolijas de averiguar; soy mujer, no sé contar, paso por trampas y afrentas por no verme en el poder de Poncio Pilato; digo, de un escribano enemigo.
Pasado un breve rato un esclavo de Lucio Poncio, adivinando, dio voces, diciendo: «Sila, mensajero soy de Belona; la victoria es tuya»; añadiendo a estas palabras las siguientes: «Que se había de quemar el Capitolio.» Dicho esto, se apartó del campo, donde estaba alojado el ejército, y al día siguiente volvió aún más conmovido, y dando terribles voces, dijo que el Capitolio se había quemado, lo que era cierto, aunque era muy fácil que el demonio lo hubiese previsto y manifestado luego.
Mateo 27 1 Y VENIDA la mañana, entraron en consejo todos los príncipes de los sacerdotes, y los ancianos del pueblo, contra Jesús, para entregarle á muerte. 2 Y le llevaron atado, y le entregaron á Poncio Pilato presidente.
27 Porque verdaderamente se juntaron en esta ciudad contra tu santo Hijo Jesús, al cual ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los Gentiles y los pueblos de Israel, 28 Para hacer lo que tu mano y tu consejo habían antes determinado que había de ser hecho.
Lucas 3 1 Y EN el año quince del imperio de Tiberio César, siendo gobernador de Judea Poncio Pilato, y Herodes tetrarca de Galilea, y su hermano Felipe tetrarca de Iturea y de la provincia de Traconite, y Lisanias tetrarca de Abilinia, 2 Siendo sumos sacerdotes Anás y Caifás, vino palabra del Señor sobre Juan, hijo de Zacarías, en el desierto.
¿Por qué? ¿Acaso Poncio Pilatos fue propietario en el Perú? Entre mis manos y bajo mis espejuelos he tenido los títulos que el actual dueño, compadeciendo acaso mi manía de embelesarme con antiguallas, tuvo la amabilidad de permitirme examinar; y de ellos no aparece que el pretor de Jerusalén hubiera tenido arte ni parte en la fábrica del edificio, cuya área mide cuarenta varas castellanas de frente por sesenta y ocho de fondo.
Era por entonces no sé si prefecto, intendente o gobernador de Jerusalén un caballero medio bobo, llamado don Poncio Pilatos el catalán, sujeto a quien manejaban como un zarandillo un tal Anás y un tal Caifás, que eran dos bribones que se perdían de vista.
Pues ahora bien: ¿que mucho será que el chamuscado, sabedor de la anecdotilla susodicha, y respirando todavía por la herida, haya querido renovar las llagas al caido, y con alusion al lance de marras haya zampado á su Poncio-Pilato en el lugar consabido?
¡Rara coincidencia entre Cuitiño y Poncio Pilatos, que despues de condenar á muerte al Salvador del Mundo, se lavó las manos para purificarse!