Pedro de Ribadeneyra

Ribadeneyra, Pedro de

 
(1527-1611) Jesuita y escritor español. Obras: Vita Ignatii Loiolae (1572) e Historia eclesiástica del cisma del reino de Inglaterra (1588), entre otras.
Ejemplos ?
Parte de sus escritos se contiene en Las obras del P. Pedro de Ribadeneyra de la Compañía de Jesús, agora de nueuo reuistas y acrecentadas.
Pedro de Ribadeneyra S.I. (nacido en el siglo como Pedro Ortiz de Cisneros) (Toledo, 1526 - Madrid, 1611), biógrafo, historiador de la Iglesia y escritor ascético español del Siglo de Oro.
San Ignacio de Loyola: Exercicios Espirituales. Padre Pedro de Ribadeneyra: Tratado de la tribulación (1591). Padre Baltasar Álvarez: De Modo et ratione loquendi de rebus Spiritualibus contra depravatas phantasias Illuminatorum (1585?).
En cuanto a los libros, el primero de ellos publicado fue el "Martirologio Romano" en el año 1700; más adelante el "Flos Sactorum" del padre Pedro de Ribadeneyra en edición guaraní, y "De la diferencia entre lo temporal y lo eterno" del padre Juan Eusebio Nieremberg.
La primera colección sometida a estas consideraciones críticas fueron las Vitae sanctorum (1575) de Lipomano y Surio, que fueron el germen de todas las demás, incluidas, ya en el siglo XVII, el célebre Flos sanctorum nuevo de Alonso de Villegas y el no menos leído Flos sanctorum en tres volúmenes el jesuita padre Pedro de Ribadeneyra.
Al menos en 1576 consta que trabajaba en la confección de un Índice de libros prohibidos, mérito que alega para pedir en 1596 y obtener una plaza de censor general de libros del tribunal de la Inquisición, aprobando por ejemplo un par de obras del jesuita manchego Pedro de Ribadeneyra.
Çaragoça, 1625 Eudaldo Corriols, Vidas de santos y beatos, canonizados y beatificados... Barcelona, 1791, 3 vols. Pedro de Ribadeneyra, Flos Sanctorum de la vidas de los santos.
Seguidamente Ignacio lo manda a la Universidad de Padua para realizar estudios de teología, donde entablará amistad con los también jesuitas Pedro de Ribadeneyra y Andrés de Brussi.
El primer libro publicado fue el Martirologio Romano en el año 1700; más adelante el Flos Sactorum del padre Pedro de Ribadeneyra en edición guaraní, y De la diferencia entre lo temporal y lo eterno del padre Juan Eusebio Nieremberg.
Como editor literario ha publicado Poesía barroca (1996), una antología poética de Góngora, Lope de Vega y Quevedo así como la obra de Calderón La vida es sueño (1997), Vidas de santos: Antología del Flos Sanctorum de Pedro de Ribadeneyra (2000), una antología temática de poemas de Góngora, Lope y Quevedo (Poesía barroca, 1996), y dos antologías tituladas Libro de amor (2007) y Libro de libros (2008).
El cardenal Giovanni Morone y san Ignacio de Loyola abrieron el colegio el 28 de octubre siguiente. Fue dirigida por el jesuita Pedro de Ribadeneyra.
Fue solamente a partir de la canonización cuando numerosos autores defendieron la aparición del santo en las Navas, entre ellos Juan de Marieta, Lope de Vega, Alonso de Villegas, Jaime Bleda, Gil González Dávila, Jerónimo de Quintana, José Pellicer de Ossau, Antonio Quintanadueñas, Alonso Núñez de Castro, José Álvarez de la Fuente, Enrique Flórez, Pedro de Ribadeneyra...