Pedro de Luna

Luna, Pedro de

 
(1328-1424) Antipapa español en 1394-1424. A la muerte de Clemente VII, fue elegido pontífice en 1394 con el nombre de Benedicto XIII y residió en Aviñón, mientras en Roma residía el papa Urbano VI. Fue excomulgado por el Concilio de Constanza (1417). Se refugió en Peñíscola, donde residió hasta su muerte.
Ejemplos ?
Alvaro, aunque huérfano y desamparado de su padre, con la finura que exigía su qualificado linage, fue introducido á los diez y ocho años de edad en la Corte del Rey D. Juan el II por sus tios D. Pedro de Luna, Arzobispo de Toledo, y D.
El 25 de marzo de 1549, Simone de Ventimiglia fue nombrado vicario para Vall Demone, con Diritto di merum et mixtum inperium, con competencia para coordinar los esfuerzos militares de todo el valle. Simone fue nombrado en sustitución de Pedro de Luna, conde de Caltabellotta.
Pero en 1453 el condestable Álvaro de Luna fue ejecutado por orden de Juan II de Castilla, y el 31 de julio de 1359 Pedro Álvarez Osorio compró a Pedro de Luna todas esas villas por 3.500 doblas de oro castellanas, lo que demuestra en opinión de Pardo de Guevara y Valdés el «escaso interés» que el hijo del difunto maestre de Santiago tenía por conservar esas posesiones.
El acuerdo fue firmado en la ciudad de Estella por Carlos II y el cardenal Pedro de Luna, actuando con plenos poderes del rey de Castilla, y por él Navarra recuperaba todos los castillos que permanecían en poder del Reino de Castilla excepto los de Tudela, Estella y San Vicente, de los que se hacía entrega al heredero de la corona, el futuro Carlos III el Noble, quien debía gobernarlos en nombre de Juan I en tanto Carlos II cumpliese las restantes condiciones del tratado.
Y el rey Juan II de Castilla entregó el 5 de julio de 1445 a Pedro de Luna, que era hijo del condestable Álvaro de Luna, aunque sin el título de conde, las villas de Sarria, Neyra, Triacastela, Otero de Rey, Castro de Rey, la Puebla de Adán y la Puebla de San Julián, que habían pertenecido al duque Fadrique Enríquez.
Cuando la demanda de la condena definitiva contra Benedicto (Pedro de Luna) y Gregorio (Angelo Corrario) se hizo efectiva, los padres de Pisa devolvieron la sentencia en una acción sin precedentes en la historia de la Iglesia hasta entonces.
Al mando de los aragoneses iba Enrique de Trastámara, acompañado por su hermano Tello, y los caballeros aragoneses de la casa de Luna don Pedro de Luna, Juan Martínez de Luna y fray Artal de Luna, entre otros.
Durante los días siguientes, los sublevados tomaron diversas poblaciones, entre ellas San Pedro de Luna, que cayó en torno al 12 de agosto.
El cardenal aragonés Pedro de Luna, que luego sería el antipapa Benedicto XIII, gran protector de la institución, impulsó la compra de los primeros solares y en las constituciones de 1411 obligó a la construcción de las Escuelas Mayores (conocido a veces como edificio histórico de la universidad).
En esa fecha, el capitán Rodríguez Lozano se encontraba, junto con su familia, en San Pedro de Luna, una localidad situada a unos treinta y cinco kilómetros de León (hoy desaparecida bajo las aguas del pantano de Luna), donde estaba pasando unos días de vacaciones en casa de su hermana y de su cuñado, panadero del pueblo.
Rodríguez Lozano pudo recibir la visita de su esposa antes de morir (un industrial amigo de la familia envió un taxi a San Pedro de Luna para llevar a Josefina García a León).
No pudo hablarse en propiedad de frente, al norte de la provincia, con la existencia de combates, hasta el miércoles 22, en una línea que discurría por Riaño, Lillo, Boñar, La Vecilla, La Robla, La Magdalena, San Pedro de Luna (donde se encontraba de veraneo el 18 de julio el capitán Rodríguez Lozano, cinco días antes), San Emiliano y el puerto de Leitariegos.