Pedro Tenorio

Tenorio, Pedro

 
(m. 1399) Prelado y político español. Debido a su influencia, la Iglesia española adoptó una actitud favorable a Clemente VII durante el Cisma de Occidente.
Ejemplos ?
El caos existente en Castilla, los conflictos entre los nobles, y el «agrio enfrentamiento» entre los arzobispos Pedro Tenorio y Juan García Manrique provocaron que el 2 de agosto de 1393, para desgracia del conde de Trastámara y de sus «ambiciones», como señaló Pardo de Guevara y Valdés, y mientras el Consejo de Regencia estaba reunido en el monasterio de las Huelgas de Burgos, el rey Enrique III decidiera asumir el poder y comenzar a gobernar sus reinos, siendo animado a ello por sus «consejeros más próximos», Diego López de Zúñiga y Juan Hurtado de Mendoza.
En 1357 Pedro I ordenó la destrucción de la vieja fortaleza que fue reconstruida 40 años más tarde, en 1397, por el arzobispo Pedro Tenorio y mandó construir un puente sobre el río Alberche para facilitar el paso a Toledo.
Los grandes del Reino, presididos por el arzobispo Pedro Tenorio, acordaron poner al rey bajo la tutela de un regente y convocar Cortes en Madrid, que fueron presididas por el arzobispo Tenorio.
Más tarde, en 1376, por orden del arzobispo de Toledo, Pedro Tenorio se edificó sobre la anterior otra iglesia, esta vez en estilo gótico.
En 1390 el rey Juan I de Castilla y el Arzobispo Toledano Pedro Tenorio nombran Torrelaguna Villa Libre desanexionándola de Uceda.
Pero en 1371, debido a la escasez de recursos en Zamora, a la falta de socorro desde el reino de Portugal, y a las negociaciones que el eclesiástico Pedro Tenorio, que llegaría a ser arzobispo de Toledo y en esos momentos era arcediano de Toro en el obispado de Zamora, llevó a cabo con los sitiados, Zamora capituló y permitió la entrada de las tropas de Enrique II, que la ocuparon el 26 de febrero de 1371.
Vasari cuenta que Starnina estuvo en España, hacia 1380 y al servicio del rey Juan I de Castilla, según Emile Bertaux, aunque es en diciembre de 1395 cuando se le documenta en Toledo, en compañía del también pintor florentino Nicolás de Antonio y trabajando al servicio del arzobispo Pedro Tenorio, cuando los dos artistas cobraron por la pintura de un retablo de la pasión de Cristo para la antigua capilla del Salvador de la catedral de Toledo, desmembrado y parcialmente conservado en el retablo de la capilla de San Eugenio.
Y poco después, debido a la escasez de recursos en Zamora y a las negociaciones que el eclesiástico Pedro Tenorio, que llegaría a ser arzobispo de Toledo, llevó a cabo con los sitiados, Zamora capituló y permitió la entrada de las tropas de Enrique II, que la ocuparon en 1371.
El pleito se intentó resolver ante la Real Audiencia, siendo los oidores en esos momentos el arzobispo de Toledo, Pedro Tenorio, el obispo de Oviedo, Gutierre de Toledo, y los doctores Álvar Martínez, Juan Alfonso y Pero Fernández.
Vicente), de noble generación y el mayor Letrado que tuvo el mundo; así le llama Gil González de Avila en el Teatro de la Iglesia de Plasencia; fué compañero del Arzobispo de Toledo D. Pedro Tenorio y el primer glosador del Fuero real de las Leyes de Castilla, que mandó hacer el rey D.
Muestra un aspecto sobrio, con falta de ornamentos. A la entrada hay un soportal que conserva el escudo de Pedro Tenorio y, en la parte superior una espadaña de dos campanas.
Contra el conde de Trastámara y sus deudos luchaban los miembros de la mediana nobleza, donde figuraban «mayoritariamente» los servidores o funcionarios de la Corona que actuaron bajo el liderazgo del arzobispo de Santiago de Compostela, Juan García Manrique, y del arzobispo de Toledo, Pedro Tenorio, aunque conviene señalar que ambos prelados estaban enemistados entre sí y que García Manrique era apoyado por los Zúñiga, los Ayala, los Fajardo, los Manrique, los Mendoza y los Ponce de León.