Pedro Sáinz Rodríguez

Sáinz Rodríguez, Pedro

 
(1897-1986) Literato y político español. Ministro de Instrucción Pública en el Gobierno de Burgos en 1938-39. Autor de Testimonio y recuerdo.
Ejemplos ?
El Instituto de España se creó por el impulso de Eugenio D'Ors, como inspirador, que a imagen del modelo del Instituto de Francia, pensaba que por encima de las academias de ámbito nacional debiera haber una entidad que las agrupase, sin merma de la personalidad jurídica de cada una de ellas, y de Pedro Sáinz Rodríguez, como político en activo, que al poco tiempo de su fundación es nombrado ministro de Educación Nacional.
Epistolario de Valera y Menéndez Pelayo (1877-1905). Introducción y notas de Miguel Artigas Ferrando y Pedro Sáinz Rodríguez. Madrid-Buenos Aires: Compañía Ibero-Americana de Publicaciones, 1930, 253 págs.
Viñas, Ángel: «La connivencia fascista con la sublevación y otros éxitos de la trama civil», en Francisco Sánchez Pérez (coord.), Los mitos del 18 de julio, Barcelona: Crítica, 2013. Pedro Sáinz Rodríguez en la Biblioteca Virtual de Polígrafos de la Fundación Ignacio Larramendi.
El mismo 20 de julio de 1936 el general Franco, que se encontraba bloqueado en África y pretendía cruzar el estrecho con las tropas coloniales, envió a Luis Bolín y al marqués de Luca de Tena a Roma para que se entrevistaran con Mussolini para que le proporcionara ayuda aérea (lo mismo hizo el general Mola, por su parte, que envió a Antonio Goicoechea, Luis Zunzunegui y Pedro Sáinz Rodríguez) y diez días después, el 30 de julio, aterrizaban en Nador, en el Protectorado español de Marruecos, nueve aviones Savoia Marchetti de los 12 concedidos a Franco (dos de ellos aterrizaron por error en Argelia, lo que aportó la prueba al gobierno francés de que las potencias fascistas estaban auxiliando a los militares sublevados).
Pero en 1939, el ministro de Educación del Régimen franquista, Pedro Sáinz Rodríguez, y el jefe del Servicio Nacional de Primera Enseñanza, Romualdo de Toledo, prohiben una relación de 63 libros de textos, de los que 8 son obras de Ángel Llorca.
Las 100 mejores piezas del monetario del museo arqueológico nacional, Madrid 2003, pp 26-28 Bibliófilo y Erudito: vida y obra de Adolfo de Castro (1823-1898) por Manuel Ravina Martín, Universidad de Cádiz 1999, pp 27, 33-34, 52, 77 y 80 El Buscapié por Adolfo de Castro, Cádiz, 1848 p 95 Gallardo y la Crítica de su Tiempo, por Pedro Sáinz Rodríguez, Fundación Universitaria Española, Madrid 1986, pp 311-355 Guía de Cádiz por don José Rosetty, Imprenta de la Revista Médica, Cádiz, 1871, p 143 Glorias de Azara en el Siglo XIX por Basilio Sebastián Castellanos de Losada, Madrid 1852, p 935 Historia de la Ciudad de Cádiz compuesta por Agustín de Horozco, Cádiz 1845 (apéndice sobre las monedas de Cádiz por Joaquín Rubio)
Quince cartas escritas a Joaquín por el escritor liberal, intelectual y crítico Bartolomé José Gallardo, tratando sobre varios asuntos literarios, están ahora en la biblioteca de la Real Academia Española de la Historia y fueron publicados en un libro sobre Gallardo por Pedro Sáinz Rodríguez en 1986.
A iniciativa de Ángel Ossorio y Gallardo y de Eduardo Gómez Baquero, en marzo de 1924 más de un centenar de intelectuales castellanos por primera vez en la historia firmaron un manifiesto de solidaridad con la lengua catalana, redactado por Pedro Sáinz Rodríguez.
En el complot también estaría mezclado el ministro de Instrucción Pública, el monárquico Pedro Sáinz Rodríguez, que acababa de dimitir de su cargo.
Los ministros de Educación Nacional del primer franquismo Pedro Sáinz Rodríguez, José Ibáñez Martín y Joaquín Ruiz-Giménez diseñaron otros planes.
Fue un manifiesto de marzo de 1924 contra la persecución de la lengua catalana, que había sido redactado por Pedro Sáinz Rodríguez.
A iniciativa de Ángel Ossorio y Gallardo y de Eduardo Gómez Baquero, en marzo de 1924 más de un centenar de intelectuales castellanos firmaron un manifiesto de solidaridad con la lengua catalana, redactado por Pedro Sáinz Rodríguez, por primera vez en la historia.