Pedernales

Pedernales

 
Prov. del SO de la República Dominicana; 1 011 km2 y 18 800 h. Cap., la c. homónima (7 880 h).
Ejemplos ?
Y en cambio y trueco dello traya cueros y almagra con que ellos se untan y tiñen las caras y cabellos, pedernales para puntas de flechas...
De los cráteres colosales emergían violentos y centellantes ríos de lava. Miles de pedernales encendidos, incandescentes, caían sobre la superficie.
Un día diurno, claro, atento, fértil ¡oh bienio, el de los lóbregos semestres suplicantes, por el que iba la pólvora mordiéndose los codos! ¡oh dura pena y más duros pedernales!
Ningún pedernal de la biblioteca iónica le había dado alguna información. Ni siquiera los pedernales adivinos. Nada le pronosticó tales sucesos.
Jove su rayo os dio, que es la viveza :::de palabras que mueven pedernales; :::Dïana, en exceder a los mortales :::en castidad de estilo con pureza; :::Mercurio, las historias marañadas; :::Marte, el fuerte vigor que el brazo os mueve; :::Cupido y Venus, todos sus amores; :::Apolo, las canciones concertadas; :::su sciencia, las hermanas todas nueve; :::y, al fin, el dios silvestre, sus pastores.
A ti las afligidas aves, Orfeo, a ti la multitud de las fieras, a ti los rígidos pedernales, que tus canciones muchas veces habían seguido, 45 a ti te lloraron los bosques.
En la esquina, detrás de la puerta, unos borceguíes de clavos relucientes estaban colocados sobre la piedra del lavadero, cerca de una botella llena de aceite que llevaba una pluma en su gollete; había un Mathieu Laensberg(4) tirado en la chimenea polvorienta, entre pedernales, cabos de vela y pedazos de yesca.
Así puso en esta región a EHCATEPETL, el monte del viento; muy cerca de él, hizo otro para dotar de pedernales a los hombres y hacer fuego con su piedra, el TECPAYOCAN o cerro del pedernal, hoy llamado Chiquihuite, y que parece una gran pirámide.
Así, en los inicios de TENOCHTITLAN, comenzaron a organizar el trabajo de acuerdo con la capacidad de cada hombre, de cada mujer, y a darle a los mejores dotados, el apoyo a través de la meditación, de la emanación de energía personal, para que ellos fueran los guías sabios: TLACATECUHTLI, los que hablarían inteligentemente para todos: los TLATOANI, los que se dedicarían a perfeccionar la energía creadora: Los TLAMATINIME; los que se dedicarían a velar para captar los rayos de la energía creadora que se reflejaban en los pedernales: Los TEOPIXQUES.
Quinto .- De El Número a Minguette; de ahí a Tempé; de ahí a Mare Citron de ahí a La Guásima; de ahí al poblado de Bois Tombé; de ahí hasta el punto en Mat; que hay una bien pronunciada entre Sabana Grande o la Sabana de Zumbí (antes de la Descubierta); de ahí hasta la Cabeza de Caboguette (sitio que nace el rio Pedernales)...
Aunque no ha existido jamás controversia respecto de la propiedad de las Islas Adyacentes Islas, los Islotes y Cayos que se hallan situadas en la cercanía de la desembocadura del río Dajabón o Masacre y en las del río Pedernales; queda constancia en el presente Tratado de que están y han estado siempre bajo la soberanía de la República Dominicana siguientes: por el Norte: LOS SIETE HERMANOS y LA CABRA; Por el Sur, LA BEATA, ALTO VELO y LOS FRAILES.
Y quando los indios que estavan en compañia de los nuestros, que eran los Cutalchiches se hovieron de yr a su tierra, antes que se partiessen nos ofrescieron todas las tunas que para su camino tenian sin que ninguna les quedasse : y dieron nos pedernales tan largos como palmo y medio con que ellos cortan, y es entre ellos cosa de muy gran estima.