Peñón de Gibraltar

Peñón de Gibraltar

 
Ejemplos ?
Si ardéis en ansias de guerrera fama, y queréis fuerza y brios desplegar, una alta empresa en vuestro suelo os llama: recobrad el peñón de Gibraltar.
(Suena el pito del CONTRAMAESTRE.) Música (N.º 7) Final del Primer Acto (Los MARINEROS y GRUMETES trepan por los flechetes, coronando toda la parte que se ve de la arboladura del buque.) Coro Al pabellón britano debemos saludar, que ondea en el cercano Peñón de Gibraltar.
Hay solo 16 casos en todo el mundo y 10 de esos casos son de Inglaterra y en estos 10, también estamos conociendo nuevamente como recrudece el reclamo de España frente al Peñón de Gibraltar.
Algeciras, España. Por el reclamo de territorios ocupados por el Reino Unido. (Islas Malvinas y Peñón de Gibraltar). 2011. Duque de Caxias, Brasil.
El estuario del río Barbate sirve de línea divisoria entre dos tipos de materiales, preorogénicos y postorogénicos: Los primeros se sitúan al sureste, y abarcan materiales como las calizas jurásicas del Peñón de Gibraltar y varias formaciones flyschoides que van desde el Cretáceo Medio hasta el Mioceno inferior (arcillas con cuarcitas, arcillas con areniscas margosas).
Recibe su nombre del peñón de Gibraltar, y es el territorio más meridional de la Península Ibérica y, por tanto, de la Europa continental.
a Línea de Contravalación, también llamada Línea de Gibraltar fue un sistema de fortificaciones creado en el siglo XVIII con motivo de la defensa del istmo de Gibraltar frente a incursiones británicas y ante el temor de las autoridades españolas de que el Reino Unido pudiera ampliar sus dominios en el sur de la península extendiéndose más allá del peñón de Gibraltar.
El nombre más antiguo que con seguridad alude a las mismas parte de los griegos, quienes las denominaron Στῆλαι Ἡρακλήϊαι o Ἡρακλέων στηλέων «Estelas de Heracles» y que los romanos después llamaron Columnas Herculis, o sea, Columnas de Hércules. La columna norte (antiguo Kalpe o Calpe) es identificada con el peñón de Gibraltar (426 m).
Este símbolo constituido por dos columnas representan a los dos promontorios que flanquean el estrecho de Gibraltar: el monte Abila (Ceuta) en África y el Peñón de Gibraltar.
Incluso los monólogos interiores, tal como lo sugiere el título del libro, están íntimamente ligados a la imponente e inevitable presencia del Peñón de Gibraltar.
Posteriormente los cartagineses y romanos siguieron esos derroteros y para alcanzar las aguas oceánicas iban más allá de las míticas Columnas de Hércules, Abila y Calpe (el monte Hacho y el Peñón de Gibraltar) que, simbólicamente, señalaban el límite del Mundo Antiguo por el lado de Occidente.
Khair-ad-Din había encabezado desde 1519 una serie de ataques a posiciones españolas en el Mediterráneo, que lo habían convertido en el principal marinero protegido por el sultán Solimán el Magnífico. En 1529 tomó la fortaleza del peñón de Gibraltar.