Paulo Orosio

Orosio, Paulo (Orosius)

 
(s. V) Escritor español, discípulo de san Agustín. Fue presbítero en Lusitania y autor de Historiarum adversus paganos libri septem (418).
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Ejemplos ?
179 Según nos relata Torres Rodríguez en su obra sobre la vida y obra de Pablo Orosio " cavó un estrecho foso, cuya anchura era de diez pies y su profundidad de veinte ", Casimiro Torres Rodríguez, Paulo Orosio.
En esta época, los hispanos se configuraron como parte muy destacada del Imperio romano, aportando notables figuras durante el periodo histórico como los emperadores Trajano, Adriano, Marco Aurelio y Teodosio, el filósofo Séneca, los teólogos Paulo Orosio o Prisciliano, el retórico Quintiliano, los poetas Marcial, Lucano o Prudencio, el agrónomo Columela, el geógrafo Pomponio Mela o políticos como Marco Annio Vero o Lucio Cornelio Balbo, entre otros.
Bradley señala que el verbo en la cláusula «El castigo fue infligido a los cristianos» (latín: afflicti suppliciis christiani) debe corregirse por affecti, basándose en primer lugar en el uso frecuente de este verbo con la palabra «castigo», y en segundo lugar en que Paulo Orosio, según Bradley, utiliza este verbo en su material, que depende del pasaje de Suetonio Nero 16.
Construyó una valla con estacas y la fortificó con varias torres próximas entre sí, de suerte que si los enemigos intentaban hacer alguna salida y acometer, ya no pelearían como sitiadores con sitiados, sino al revés, como sitiados con sitiadores". Casimiro, Torres Rodríguez, Paulo Orosio.
Según los escritos de Paulo Orosio (siglo quinto), algunas aldeas y ciudades españolas e italianas y las provincias europeas perdieron todos sus habitantes.
San Isidoro menciona que posiblemente deriva del verbo calefacere, por ser un jugo de trigo (semilla previamente humedecida) estimulado por el fuego. El escritor e historiador, Paulo Orosio describe el 'caelia' hispano como una bebida embriagante y áspera.
La datación del «edicto de Claudio» para la expulsión de los judíos se basa en tres textos separados más allá de la propia referencia de Suetonio, que en orden cronológico son: la referencia a la prueba del apóstol Pablo por parte de Galión en los Hechos de los Apóstoles (18:2); la referencia de Dión Casio en su Historia 60.6.6-7; y la mención en el siglo V por Paulo Orosio en Historia 7.6.15-16 de una inexistente referencia de Josefo.
Según nos indica en su obra Torres Rodríguez, sobre, Paulo Orosio, su vida y obra, "...puso sitio a la ciudad, la rodeó de un foso, cuya anchura era de diez pies y una profundidad de veinte.
En la Antigua Roma el río Esla era conocido como Astura –pronunciado probablemente Ástura–, y así lo denominan historiadores romanos como Floro o Paulo Orosio en los siglos II y V respectivamente.
Las teorías clásicas plantean que Paulo Orosio podría pertenecer a una familia de buena posición social, lo cual le permitió acceder a una buena formación.
Se encuentran también datos sobre Radagaiso en otras obras casi contemporáneas como Historias contra los paganos, de Paulo Orosio, en La ciudad de Dios de Agustín de Hipona, y en los anales algo más tardíos de la Chronica Gallica del año 452,
En 416, el teólogo e historiador hispanorromano Paulo Orosio vio con mucha tristeza sus restos, afirmando que «sus armarios vacíos de libros fueron saqueados por hombres de nuestro tiempo».