Paros

Paros (Páros)

 
Isla de Grecia, en el Egeo, en el archipiélago y nomos de las Cícladas; 194 km2 y 7 800 h. Cap., Paros o Paroikía (1 955 h).
Ejemplos ?
Al respecto, es oportuno reiterar algunos de los conceptos expresados en reciente convivialidad ofrecida por el Gremio Ferrocarrilero al Ejecutivo: Apartarse de los caminos de la ley, que son amplios para la clase trabajadora, y es traicionar a la propia clase trabajadora; y no la defienden quienes a sabiendas de que las condiciones económicas no permiten solicitudes excesivas, lanzan a los trabajadores fuera de la ley a paros y movimientos innecesarios.
Quiero referirme claramente a los paros provocados por dificultades intergremiales y a los paros decretados como protesta contra fallos políticos adversos, cuando las agrupaciones de trabajadores toman parte en las luchas de índole política.
Los paros serán lícitos únicamente cuando el exceso de producción haga necesario suspender el trabajo para mantener los precios en un límite costeable, previa aprobación de la Junta de Conciliación y Arbitraje.
Creo sinceramente que estos paros lesionan de manera injusta intereses colectivos tan respetables y dignos de consideración como los derechos de aquellos que los esgrimen y que, en tal virtud, se mellan las armas más eficaces de lucha, como son el paro y la huelga, cuando no se esgrimen en defensa de legítimos intereses proletarios.
Nos enseña también cuál debe ser la refutación y la sub-refutación en la acusación y en la defensa. Oigamos igualmente al hábil Eveno de Paros, que ha inventado la insinuación y las alabanzas recíprocas.
Lejos de andar, apenas si besaban sus pies aquellas movibles superficies; diriase que descansaban un instante para remontar su vuelo. En el centro de este recinto había una estatua de Diana, de mármol de Paros.
Tanto los obreros como los empresarios tendrán derecho para coaligarse en defensa de sus respectivos intereses, formando sindicatos, asociaciones profesionales, etc. XVII. Las leyes reconocerán como un derecho de los obreros y de los patronos, las huelgas y los paros. XVIII.
Para mí, por ejemplo, el mármol de Paros no adquiría pureza y excelsitud hasta considerarlo labrado por Fidias; el caolín era barro grosero, y sólo me enamoraba convertido en porcelana sajona; el zafiro había nacido para rodearse de brillantes y adornar un menudo dedo; el brillante, para temblar en un pelo negro; el basalto rosa, para que en él esculpiesen los egipcios el coloso de Ramsés; el ágata, para que Cellini excavase aquellas copas encantadoras en torno de las cuales retuerce su escamoso cuerpo una sirena de plata.
Y por ello, desde aquí, desde la solidez que da el poder estar frente a ustedes, trabajadores organizados, es que les estamos diciendo que hemos cumplido con lo que habíamos prometido, es decir, gobernar con convicciones, defender los intereses del país, volver a reconstruir la confianza en las instituciones, desde allí, desde este país que hoy hemos conquistado entre todos sin violencias, a pesar de que a usted presidente durante los primeros años, cuando todavía había argentinos sin trabajo, desesperados y desesperanzados que cortaban calles, a usted cuando le querían hacer paros y tuvo la fortaleza política y moral de negarse a levantar la mano contra todo otro argentino.
---- ---- Según El Imparcial, las fuentes de la miseria son la embriaguez, la intemperancia, la ausencia del ahorro, el mitin subversivo, los paros y el matrimonio prematuro.
Durante el año, hubo varios breves paros entre los empleados del gobierno, tales como médicos y trabajadores de la salud en hospitales públicos y clínicas, maestros y trabajadores del transporte.
Dije que en el Gobierno del Pueblo iba a haber menos huelgas; ha habido menos huelgas, pero no podemos aceptar paros parciales, como presión, para obtener soluciones que le interesan a un sector de los trabajadores.