Pachacamac

Pachacamac

 
Población de Perú, en el departamento de Lima, centro arqueológico preincaico. Necrópolis y templo del Sol.

Pachacamac

 
mit. Antigua divinidad del Perú, creadora del universo.
Ejemplos ?
A partir de los datos arqueológicos proporcionados por las investigaciones, sabemos que la ocupación del Santuario Arqueológico de Pachacamac se inició en el Formativo Tardío, pues en las pampas ubicadas frente a la zona monumental se encuentra un cementerio correspondiente a pobladores que probablemente vivían dedicados a la pesca, la agricultura y a la explotación de las lomas.
A la importancia religiosa de Pachacamac se sumó su funcionamiento como uno de los principales centros administrativos de la costa durante este periodo.
A la llegada de los españoles, en 1533, Pachacamac era el santuario más importante de la costa, tal como lo aseguran los relatos de los cronistas.
Resultados en los distritos de Lima Metropolitana Distrito de Ancón: Miguel Ortecho Romero, por Frente Anconero (movimiento distrital) Distrito de Ate: Miguel Ortecho Romero, por movimiento OBRAS Distrito de Barranco: Carlos Galvez Martinez, por movimiento OBRAS Distrito de Breña: Juan José Gonzales, por Movimiento Obras Distrito de Carabayllo: Distrito de Chaclacayo: Distrito de Chorrilos: Distrito de Cieneguilla: Distrito de Comas: Distrito de El Agustino: Distrito de Independencia: Distrito de Jesús María: Distrito de La Molina: Distrito de La Victoria: Distrito de Lince: Distrito de Los Olivos: Distrito de Lurigancho - Chosica: Distrito de Lurín: Distrito de Magdalena del Mar: Distrito de Miraflores: Distrito de Pachacamac...
C.) se desarrolló la cultura Lima que se distribuye en la costa central en los valles contiguos de Chancay, Chillón, Rímac y Lurín. La construcción del santuario se inició en este periodo, siendo Pachacamac el centro más importante del valle de Lurín.
Tras Coricancha, por su esplendor e importancia se sitúa el templo dedicado por los chinchas a Pachacámac en Pachacamac, Primer Distrito Turístico del Perú, cerca de Lima.
En el gran templo de Pachacamac, cerca de Lima, se erigió un santuario para la adoración del dios sin piel ni huesos, como era descrito Pachacámac por sus fieles, los incas -tras asimilar este dios y su culto al del Sol- realizaron obras de embellecimiento, hasta hacerlo casi tan hermoso como Coricancha, cubriendo también de oro y plata la capilla central, la del dios Pachacámac, a la manera de lo anteriormente hecho con la totalidad del gran templo solar del Cusco.
Debido a la superioridad tecnológica de los Nocturnus y a su ejército de Gizoids, éstos vencieron al ejército de Pachacamac, pero a pesar de eso no pudieron dominar el Imperio porque Chaos, el Dios de la Destrucción acabó con todos ellos; quitándole el poder de las Chaos Emeralds a los Echidnas, y neutralizando a la Hermandad Oscura aprisionándolos en el mundo paralelo de Nocturnia, donde permanecieron encerrados durante siglos......En el presente, el Clan Nocturnus regresa de su exilio y su líder, Lord Ix envía a su ejército, bajo el mando de Shade The Echidna a recobrar las Chaos Emeralds para poder invadir Angel Island y robar la Master Emerald.
Luis Millones manifiesta que el culto a Pachacámac subsiste en la actualidad; la deidad, que disponía los temblores en la cosmovisión andina, se ha mimetizado en el culto católico popular: en Lima, como el Señor de los Milagros, seguido procesionalmente por un mar de gente, y el Señor de Temblores, en el Cusco, evocado magistralmente por José María Arguedas en su novela Ríos Profundos. Pachacamac fue el principal santuario de la costa central durante más de mil años y sus templos eran visitados por multitudes de peregrinos en ocasión de los grandes rituales andinos, pues Pachacamac era un acertado oráculo capaz de predecir el futuro y controlar los movimientos de la tierra.
Al santuario de Pachacamac acudían también habitantes de todos los Andes en busca de soluciones a sus problemas o respuestas a sus dudas.
En la antigua civilización Echidna, Lord Ix, jefe del Clan Nocturnus, enfrentó a su ejército contra los guerreros de Pachacamac, Supremo Cacique Emperador de aquella civilización.
La palabra Pachacamac significa “alma de la tierra, el que anima el mundo”. Los antiguos peruanos creían que un solo movimiento de su cabeza ocasionaría terremotos.