Ejemplos ?
Ocho castañas sobraron, y Perico y Pablito se las repartieron, si bien el segundo quedose las más gordas. Al subir los niños, acompañados de su madre, el primer peldaño de la escalera que conducía a su cuarto de dormir: ¡Pam!
¡Pam! ¡Pam! resonaron tres golpes en la puerta. -¿Quién será a esta hora y con este tiempo? preguntó Juan. Dirigiose a la puerta, y después de haber mirado a través de una rendija para reconocer al que llamaba, abriola y penetró en la casa un hombre alto, pero algo encorvado, apoyado en un nudoso bastón que tenía en su extremo inferior una gruesa punta de hierro.
en bolsitas de plástico fetal que hacen el cronch el pinch, el ponch, el pup, el pam y el prip, o escuash, esmach, o flash… en medio de sonrisas animadas por Donald o por Bugs que son la misma maniobra de ternuras fútiles, tras el gusto regusto de sentirse aureola de una estampa comercial televisiva.
«Tendré que hacer algo», pensó el hijo del mercader, y compró cohetes, petardos y qué sé yo cuántas cosas de pirotecnia, las metió en el baúl y emprendió el vuelo. ¡Pim, pam, pum!
Ejecutese, (L.S.) NICOLAS MADURO MOROS Refrendado El Vicepresidente Ejecutivo de Ia República y Primer Vicepresidenta Sectorial del Consejo de Ministros (L.S.) JORGE ALBERTO ARREAZA MONTSERRAT Refrendado El Ministro del Poder Popular de Planificación y Cuarto Vicepresidente Sectorial del Consejo de Mlnlsoos pam la Planificación y el Conocimienoo (L.S.) RICARDO JOSÉ MENÉNDEZ PRIETO = REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA COMISION CENTRAL DE PLANIFICACIÓN SERVICIO NACIONAL DE CONTRATACIONES Caracas, 15 de ebero de 2015 204°, 155° y 15° PROVIDENCIA N° SNC/DG/2015/0001 Quien suscribe ANTHONI CAMILO TORRES .
Esa guardia, que era nuestra custodia, estaba constituida por un oficial y tres suboficiales, El oficial con pistola y un puñal, el suboficial con puñal y pistola ametralladora Pam con doble cargador.
A partir del segundo día se dio de esa forma la situación. M.A.B.: Y por los pasillos por donde íbamos hacia el baño también había suboficiales armados con Pam, que nos controlaban.
¡Apunten! ¡Fuego! ¡Pim! ¡Pam! ¡Pim! ¡Pam! (Se dirige a la puerta del foro.) Escena VII (Dichos y la PORTERA.) Hablado Portera ¡Señor de Mochila!
R.R.H.: No, al Indio fue, que estaba sentado y se le acercó Bravo y le puso la pistola en la mesa. A.M.C.: Comíamos apuntados por tres o cuatro lados con Pam y Fal.
Esto cuando íbamos a comer, o cuando llegábamos al extremo del pasillo, “Alto” de nuevo y se ubicaba detrás nuestro un suboficial, y con la Pam montada y sin seguro nos llevaba hasta el baño.
Los suboficiales estaban con las pistolas ametralladoras y eran los que se encargaban del movimiento nuestro, de la vigilancia, de que no habláramos. Los soldados estaban a los costados con la Pam y no se movían de esos puestos.
¡Apunten! ¡Fuego! ¡Pim! ¡Pam! ¡Pim! ¡Pam! Tengo más que motivos suficientes para darme al demonio y renegar, que encontrarse a mi edad de subteniente no se puede con calma tolerar.