napoleón

(redireccionado de Napoleon)
También se encuentra en: Sinónimos.

napoleón

s. m. HISTORIA Moneda francesa de plata, usada en España en el s. xix y cuyo valor era de diecinueve reales.

napoleón

 
m. Moneda francesa de plata que tuvo curso en España.

Napoleón (Napoleon)

 
Nombre de varios emperadores de Francia.
Napoleón I (1769-1821) Emperador de Francia en 1804-15. En su juventud llevó una vida etudiosa en guarniciones de provincias. En 1797 logró apoderarse de todo el norte de la península apenina y en 1798 entró en Roma. En 1799 dio un golpe de Estado, abolió el Directorio y fue nombrado emperador en 1804. En Austerlitz (1805) logró sobre rusos y austríacos uno de sus mayores triunfos. En ese momento, el Imperio napoleónico llegó a comprender 130 departamentos. Rota la alianza con Rusia en 1810, Napoleón invadió este país en 1812. Una coalición (Rusia, Prusia, Austria, Suecia) venció a los franceses en Leipzig, en la batalla de las Naciones (1813). Napoleón abdicó sin condiciones (11 de abril) y fue relegado a la isla de Elba. Un año despue's Napoleón entró en París, iniciándose así los Cien Días: pero en Waterloo Napoleón fue derrotado y abdicó el 22 de junio.
Napoleón II (1811-32) Duque de Reichstadt en 1818, hijo de Napoleón I. Aunque su padre abdicó en su favor en 1814 y 1815, nunca fue aceptado como emperador.
Napoleón III (1808-73) Emperador de Francia en 1852-70. En 1836 y 1840 efectuó dos tentativas para hacerse con el poder, pero fracasó. Fue elegido presidente de la República francesa en 1848. Mediante un golpe de Estado declaró disuelta la Asamblea (1851) y se hizo proclamar emperador.

napoleón

(napo'leon)
sustantivo masculino
moneda francesa de 5 francos que tuvo curso también en España Los napoleones eran de plata.
Traducciones

Napoleón

SMNapoleon

napoleón

SM (Chile) (= alicates) → pliers pl, pair of pliers
Ejemplos ?
NAPOLEON. Yo prescindo aquí de cuanto se pueda decir de la persona de este monstruo (V. .): porque en él se ha apurado ya el vocabulario de los dicterios y apodos, y la lengua castellana no tiene términos bastantes para espresar sus iniquidades.
Quisiera tambíen poderle aplaudir; mas sin consultarlo antes con un lector de casos, no me atrevo: no me atrevo efectivamente à celebrar como virtud el fraude piadoso con que el diccionarista, sin duda llevado de un santo fin cual lo es sin duda el mejor servicio de Dios, suponiendo enemigos de Dios a los filósofos (porque lo son de él), trata de hacerlos odiosos delatándolos al pueblo por sectarios y discípulos de Napoleon, á quien titula de gefe de los filósofos.
Asi Napoleon —el representante encarnado del principio monárquico— declaraba ante el Cuerpo Legislativo, en 1809, que él no se opondria jamas á la independencia de las naciones continentales de la América; que esa independencia estaba en el órden necesario de los sucesos, en la justicia y en el interes bien entendido de todas las Potencias .
Para mandar, pues, las almas se hizo hazañero, como para mandar las armas habia hecho antes del hazañoso: y heteme á Napoleon Bonaparte declarado protector de la religion y sus profesores.
Negóse resueltamente á concurrir á la asamblea de Bayona; resistió reconocer á Josef Napoleon, dando para ello las razones tan sólidas como enérgicas que constan de la carta que con esta ocacion escribió al Consejo de Castilla en Julio del mismo año; fue Presidente de la Junta de Orense, despues de la de Lobera, y asistió también algún tiempo á la Suprema de Galicia.
(Aquí ajusta bien aquello de que hay nombres dichosos.) El de Napoleon lo fué tanto, que en menos de un santiamen resonó en las letanias; é in facie Eclesiae, y á ciencia y paciencia de cristianos y cristianísimos se leyó en el catálogo de los santos.
Sea dicho esto para eterno oprobio del nuestro en los venideros siglos: el calendario francés y aun el español de allende tienen señalado con manecilla el dia 15 de Agosto para la festividad de San Napoleon, santo de quien no dudo que otros semisantos corito el P.
Wilhelm-Traugott Krug (1770-1842), filósofo liberal alemán y figura literaria que alcanzó gran popularidad, sucedió a Immanuel Kant en Königsberg en 1805, y ejerció como profesor de filosofía en Leipzig de 1809 a 1834. Krug abandonó su carrera académica para luchar contra Napoleon en 1813, y posteriormente será presidente del Tugendbund.
Con efecto, ¿hay cosa mas frecuente en estos tiempos que ver un siervo del Señor subir ayer á la catédra de la verdad á proclamar rey por la gracia de Dios á nuestro legitimo monarca el Señor Don, y subir hoy a proclamár al Napoleon en el nombre de mismo Dios Padre-Hijo-Espíritu- Santo?
Mas estos tales ya tienen su retrato hecho, y de muy buena mano, en aquel célebre coloquio de un patriota con un predicante de la ley de Napoleon, que le venia á tentar para hacerle prevaricar en la fé política.
La doctrina de Napoleon no está en los libros de filosofia: al contrario, no se lee página en ellos que no sea una reprobacion de todos los pensamientos, palabras y acciones de ese monstruo de tirania.
Un bárbaro, mas bárbaro que Muza, y otros alarbes de la misma raza, esos son los apóstoles que no; ha mandado de mision, los cuales seguramente no han venido al frente de filósofos éticos ni políticos, ni armados de ni, sino de volteadores y gendarmas, de fieras bayonetas y horrísonos cañones. Pues, para sus laberintos de gabinete ¿de que filósofos ha echado mano Napoleon?