Muley Hacén

Búsquedas relacionadas con Muley Hacén: Boabdil

Muley Hacén

 
(m. 1485) Nombre que los cronistas cristianos dieron al rey de Granada Alí Abul-Hassán. (V. Alí.)
Ejemplos ?
La leyenda cuenta que era una mujer muy bella y que el rey de Granada, Muley Hacén (1464-1482, 1483-1485), se enamoró locamente de ella.
La primera abraza la historia poética de los personajes granadinos, desde el Rey Al-hamar su fundador hasta la leyenda diabólica del Tornadizo, padre del Wasir de su penúltimo Rey Muley Hacén: y la segunda, que es el poema, abarca el período histórico de la conquista, desde el reinado de este último hasta la ocupacion de la capital por los Cristianos.» Cumpliendo con estas ofertas, hechas en mi prospecto de 6 de marzo de 1851, empiezo hoy la publicacion del .
Seguido de un pronombre posesivo de primera persona, mawlā da lugar a la forma mawlāy, que en algunos lugares se pronuncia mūlāy (مولاي, «mi señor»), a veces castellanizada en muley. Este tratamiento se antepone en Marruecos —y se hacía en al-Ándalus— a los nombres de príncipes y sultanes (Muley Hacén.
En torno a estas fechas también se produjo un hecho muy poco conocido y estudiado dentro de la Historia de Villarrobledo, el saqueo e incendio de la localidad por parte de Muley Hacén.
En 2012 compartió elenco en la serie Isabel (serie de televisión) dando vida a Isabel de Solís "Zoraida", reina de Granada, que fue raptada por el rey Muley Hacén.
La guerra tuvo mucho que ver con el hecho de que, al mismo tiempo que los reinos cristianos se habían pacificado y reorganizado, el reino de Granada se enfrentaba a la crisis dinástica de los últimos sultanes nazaríes (habitualmente referidos como "reyes" en las fuentes cristianas), concretada por la lucha de poder entre estos tres personajes emparentados (entre paréntesis se indican sus periodos de gobierno efectivo): Abu-l-Hasan «Alí Muley Hacén» (1464-1482 y 1483-1485).
Estos últimos se sublevaron en Málaga en 1473 y fueron duramente reprimidos por Muley Hacén (incluyendo, según la leyenda, una matanza a traición en un salón de la Alhambra).
Los Reyes Católicos emprendieron una jugada que demostró ser decisiva: lo liberaron tras asegurarse su alianza, incluyendo el pago de tributos. Desde Almería, hizo la guerra a su padre el sultán Muley Hacén.
En 1485 el Zagal parecía haber derrotado a sus parientes, destronando a su hermano Muley Hacén (que murió poco después) y expulsando a su sobrino de las zonas que ocupaba.
Una vez que Isabel y Fernando se afirmaron en el trono de Castilla, reanudaron la conquista del Reino nazarí de Granada, el último reducto musulmán de la península Ibérica, aprovechando que dicho reino se encontraba en una crisis dinástica entre el sultán Abu-l-Hasan «Alí Muley Hacén», su hijo Abu Abd-Alah, Mohámed XII «Boabdil» también llamado el Chico y Mohámed XIII «el Zagal», hermano del primero y tío del segundo.
Allí empezó a publicar sus primeros artículos sobre temas de la Historia de Granada, como por ejemplo el que tituló Arte y Ornato, con prólogo de Francisco de Paula Valladar, o sobre la insurrección morisca en la Alpujarra, un tema que siempre le fascinó, sobre todo la figura de Muley Hacén, tanto que planeaba escribir una tragedia sobre este personaje.
El único renacer momentáneo corresponde al sultán Muley Hacén (1463-1482), quien pacificó el país reprimiendo duramente la revuelta de los Abencerrajes; firmando treguas con Castilla, consolidando la economía y el comercio...