Ejemplos ?
Mequinenza, después de medio siglo de jurisdicciones reales directas, fue un señorío de la casa de los Montcada, juntamente con Aitona y Seròs.
Conquistado en el 1238 por el rey Jaime I, pasando en el año 1250 a manos de la familia Montcada y posteriormente a los Centelles.
Mateo I fue vizconde de Castellbó y señor de Montcada. Sucedió a su padre Roger Bernardo IV tras el fallecimiento de éste en 1381.
En marzo de 1171, Guillermo de Montcada, uno de los magnates más importantes, hijo primogénito del senescal de Cataluña, prestó homenaje a Alfonso II por su vizcondado de Bearne.
En la época feudal la ciudad de Vich estuvo dividida en dos partidas, una inicialmente bajo la jurisdicción del obispo, el cual la traspasó al rey en 1316, y la otra bajo jurisdicción de los señores del Castillo: los Montcada.
En el año 1450, el rey Alfonso el Magnánimo compró a los descendientes de los Montcada su partida y unificó de este modo la ciudad.
Sucedió a su padre Roger Bernardo I el Gordo a su fallecimiento en 1188. Hermano de Esclarmonda de Foix y casado con Felipa, que podría pertenecer a la casa señorial catalana de los Montcada.
Andreu Sendred, Guillamos de Cervelló, Berenguer Folc, Ramon de Montcada son algunos de los nombres de los abades que rigieron la vida espiritual y temporal del monasterio entre los siglos XI y XIII.
que la mañana del miércoles 12, Guillermo de Montcada y su sobrino Ramón por un lado, y Nuño Sánchez por otro, discutieron por decidir quién marcharía en vanguardia de las tropas que participarían en la batalla que suponían se iba a dirimir al día siguiente con el enemigo.
Y agregan que finalmente, ese mismo día y sin esperar a Sánchez, los Montcada partieron con sus hombres al combate avanzando hacia posiciones rivales, obligando entonces al resto del ejército a secundarles en la acción.
La primera acometida de los Montcada contra los musulmanes, iniciada desde las laderas de la cordillera, pareció en principio victoriosa, pero después fueron rodeados por fuerzas superiores en número a las suyas, pereciendo los dos nobles, junto a otros, en la consiguiente lucha.
La obra, diseñada por Tomàs Vila (1893-1963), se levantó junto al antes mencionado pino, y consta de un zócalo de piedra de Santanyí y de una gran cruz de estilo gótico en cuyo centro están representadas las tradicionales Barras de Aragón, símbolo heráldico por excelencia de la Corona. Una de las caras del zócalo lleva el escudo de armas de los Montcada y la otra, las fechas conmemorativas.