Molina

Molina

 
Mun. de la prov. española de Guadalajara, cab. de p. j.; 3 330 h. En la Edad Media fue cabecera del señorío de Molina de Aragón.
Ejemplos ?
También debe decirse que positivistas como Andrés Molina Enríquez, sin apartarse un ápice del evolucionismo spenceriano, sacaron conclusiones completamente opuestas de los problemas del país, como lo puso en evidencia el extraordinario estudio publicado en 1906 sobre la sociedad rural, en el que propuso una reforma agraria radical para salvar a México del desastre y consolidar el sentimiento y la conciencia nacionales.
Con lo cual se acabo este Cabildo y lo firmaron todos los capitulares que se hallaron. Baltazar Malo de Molina. Don Diego de Castro y Guzmán.
En la Muy Noble, Leal y Antigua Ciudad de Santiago de Guayaquil, en veinte y cuatro días del mes de Julio de mil y seiscientos y treinta y seis años, víspera del bienaventurado Apóstol Santiago, luz y guía y espejo de los Reyes Católicos, que Dios guarde, y patrón de las Españas y de esta Ciudad, Señores Cabildo, Justicia y Regimiento de ella, estando en su Ayuntamiento, como lo han de costumbre, es a saber; el Maes(tr)e de Campo Baltazar Malo de Molina...
Y, visto por el dicho Cabildo, dijeron se le entregue el dicho Real Estandarte y le recibió por el asta en que estaba puesto por mano del dicho Corregidor; y el dicho Alférez Real dijo lo recibía, de que yo el Escribano de Cabildo doy fe, recibió el dicho Real Estandarte, con lo cual salieron del Cabildo y lo fueron acompañándolo hasta la Iglesia Mayor, y lo firmaron los dichos Capitulares. Baltazar Malo de Molina.
En la Muy Noble y Leal Ciudad de Santiago de Guayaquil, en seis días del mes de Septiembre de mil y seiscientos y treinta y ocho años, se juntaron en este Cabildo los Señores Justicia y Regimiento de esta Ciudad, es a saber, el Maes(tr)e de Campo Baltazar Malo de Molina...
Y por haberse hecho en el oficio de mí, el presente Escribano, el dicho Ayuntamiento, lo declararon por competente y para el dicho efecto. Baltazar Malo de Molina.
L CORREGIDOR BALTAZAR MALO DE MOLINA NOMBRA A SU RESPECTIVO TENIENTE GENERAL EN FAVOR DEL CAPITAN ANDRES MORÁN DE BUTRON POR MOTIVO DE SU AUSENCIA TEMPORAL EN EL CABILDO Y PARA COMETER LA VISITA ACOSTUMBRADA A LA PROVINCIA DE PUERTO VIEJO DE ESTE CORREGIMIENTO - Cabildo del 6 de Septiembre de 1638 sobre recibir al Teniente de Corregidor y otras cosas tocantes a Puerto Viejo.
En este cabildo se trató de que, pro cuanto el último Encabezonamiento de las Alcabalas, se cumplió y se ha conseguido nuevo Encabezonamiento y son pasados muchos años y conviene que conforme al nuevo Encabezonamiento se haga repartición para que con tiempo se cobre y pague, acordó este cabildo se vea la Real provisión de este último Encabezonamiento y se haga la repartición y, hecha, se traiga a este Cabildo para que se apruebe como se manda y se cobre lo que así se repartiere, la cual dicha repartición la hagan el Maese de campo Toribio de Castro, el Procurador General y (el) presente Escribano; y así lo proveyeron y firmaron. Baltazar Malo de Molina.
En la Ciudad de Santiago de Guayaquil, en siete días del mes de Agosto de mil y seiscientos y treinta y ocho años, se juntaron a Cabildo los Señores Justicia y Regimiento de esta Ciudad; es a saber; el Mae(tr)e de Campo Baltazar Malo de Molina, Corregidor y Justicia Mayor de esta Ciudad; y el Capitán Joseffe Jiménez, Alcalde Ordinario y Alférez Mayor; el Capitán Joan Pérez de Vargas, Alguacil Mayor; Don Antonio de Castro, Provincial de la Santa Hermandad; y Diego Navarrete del Castillo; Depositario General; y Francisco de Castañeda, Fiel Ejecutor; y Diego de Orozco Briceño, Regidor; todos con voz y voto y con asistencia de Don Francisco Pacheco, Procurador General, se trató y acordó lo siguiente: I Asunto – Proposición del Señor Corregidor.
Proveedor General — Domingo Pérez Teniente Ayudante Cirujano— Angel Cándia, Sub-tenientes Ayudante Cirujano— Fray Antonio de San Alberto, José Manuel Molina, Rodrigo Sosa, Juan Briseño, José Gomez, Juan Manuel Pino, Fray José Maria de Jesús, Fray Agustin de la Torre, Fray Pedro del Cármen, Fray Toribio Luque, José Mendoza, José Blas Tello, José Maria Iñigues, José Félix Bogado, Rufino Zado, Juan Esteban Pedernera, Francisco Ancieta, José Maria Villanueva, José Maria Prieto y Juan José Herrera.
por el triunfo alcanzado por los buques colocados al mando de V. S. en el memorable combate de Mejillones. Dios guarde a V. S. JAVIER MOLINA Al señor Comandante en Jefe de la Escuadra.
En 1817, en los calabozos del Callao, un comisionado de San Martín, el general Domingo Torres (también montevideano), encontró allí entre otros patriotas aprisionados en Sipe-Sipe a Rafael Pérez, capitán, montevideano, de 36 años; a Ramón Estomba (después fundador de Bahía Blanca, ayudante mayor, montevideano, de 27 años; a Francisco Álvarez, teniente, montevideano, de 32 años; a Juan Graña, teniente, fernandino, de 31 años; a Pedro Galau, teniente, montevideano, de 37 años; a Nicomedes Martínez, alférez, montevideano, de 23 años; a Eulogio Herrera, alférez, montevideano, de 30 años; a Tomás Muniz, alférez, fernandino, de 30 años; a Juan Salas, alférez, fernandino, de 40 años; a Francisco Gutiérrez, Ramón Cabezón, Francisco Molina...