Misiones

Misiones

 
Prov. del NE de Argentina, entre los ríos Uruguay y Paraná y fronteriza con Paraguay y Brasil; 29 801 km2 y 690 000 h. Cap., Posadas.

Misiones

 
Departamento del S de Paraguay, junto a Argentina; 9 556 km2 y 80 100 h. Cap., San Juan Bautista de las Misiones.
Ejemplos ?
V La democracia y las misiones de observación electoral Artículo 23 Los Estados Miembros son los responsables de organizar, llevar a cabo y garantizar procesos electorales libres y justos.
Los Estados Miembros, en ejercicio de su soberanía, podrán solicitar a la OEA asesoramiento o asistencia para el fortalecimiento y desarrollo de sus instituciones y procesos electorales, incluido el envío de misiones preliminares para ese propósito.
Artículo 24 Las misiones de observación electoral se llevarán a cabo por solicitud del Estado Miembro interesado. Con tal finalidad, el gobierno de dicho Estado y el Secretario General celebrarán un convenio que determine el alcance y la cobertura de la misión de observación electoral de que se trate.
El Estado Miembro deberá garantizar las condiciones de seguridad, libre acceso a la información y amplia cooperación con la misión de observación electoral. Las misiones de observación electoral se realizarán de conformidad con los principios y normas de la OEA.
Pero cuando el régimen se invierte —y de esperar en el clima de Misiones—, las nubes precipitan en tres meses un metro de agua, de los mil quinientos milímetros que deben caer en el año.
Y se presiente en la apacibilidad de la distancia, un gemido de cuerpos que en marabunta sofocante, intentan mezclarse y confundirse entre sí, para no aumentar las arenas de su angustia y de su soledad que luchan para que no se les note la desolación; abandonados de un destino que no saben; despojados de misiones solidarias.
La sociedad al Norte del Río Negro por su misma procedencia originaria o por obra de los contactos ulteriores más frecuentes, se asemeja en alto grado a las sociedades de Río Grande, Misiones, Corrientes y Entre Ríos, sin perjuicio de sentir además vivamente la influencia paraguaya en virtud de estar muy penetrada de troperos y trabajadores del campo originarios de aquel país.
Autorizar la acreditación a las misiones diplomáticas de los Estados extranjeros; ratificar y derogar los acuerdos internacionales de la república de acuerdo con lo estipulado por la Ley; decretar el estado de guerra o de excepción; anunciar la movilización; tomar decisiones sobre cuestiones de ciudadanía, con­ceder el derecho de asilo a extranjeros de acuerdo con la Ley; realizar otras obligaciones, contempladas en las leyes de la república.
El Presidente del Consejo Revolucionario y primer minis­tro tiene las siguientes prerrogativas: dirige las actividades del Consejo Revolucionario, de su Presidium y del Consejo de Ministros de la RD de Afganistán; ejerce el Mando Supremo de las Fuerzas Armadas; recibe las cartas credenciales de los jefes de misiones diplomáticas de Estados extranjeros; firma las leyes, decretos, resoluciones y otras actas del Consejo Revolucionario, su Presidium y del Consejo de Ministros; ejerce otras funciones, estipuladas por la Ley.
Las provincias eran Buenos Aires, Córdoba, Salta, Paraguay, La Paz, La Plata, Potosí y Santa Cruz de la Sierra. Los gobiernos autónomos: Misiones, Montevideo, Moxos, y Chiquitos.
De los tlamachtiani hasta las misiones de Moisés Saenz o Rafael Ramírez, más pragmáticos que Dewey; desde las preocupaciones de un José Joaquín Fernández de Lizardi hasta las de un Justo Sierra, o de un renegado José Vasconcelos, y tal vez Jaime Torres Bodet, han deambulado por todo lo ancho y largo de la Patria una fervorosa gama de maestros y maestras que con vocación sin límites, soñaban en la edificación de un pueblo redimido a través de la alta cultura.
Por último, si mantenemos el criterio de que a cada gobernación se le debía admitir 2 diputados, podernos agregar que faltaban los correspondientes a las 4 gobernaciones de Moxos, Chiquitos, Misiones y Montevideo, admitiendo que en los cuatro casos había imposibilidad material de elección por estar sus respectivos territorios en poder del enemigo, salvo Misiones en donde había una total desorganización.