Mingo

mingo

s. m. JUEGOS Bola de billar que se coloca en la cabecera de la mesa al comenzar una mano.

mingo

 
m. Bola que, al comenzarse cada mano del juego de billar, se coloca en la cabecera de la mesa.
Poner el mingo. loc. fig.Sobresalir, distinguirse.
Tomar a uno de mingo. loc. fig.Hacerle objeto de burlas, molestias, etc.
Traducciones

Mingo

SM (forma familiar) de Domingo
Ejemplos ?
-Dícenme, señor soldado- le dijo,- que vuesa merced es mucho hombre como jugador de palitroques, y si le place probaremos fuerzas en una partida. -Hónrame su señoría con la propuesta -contestó Palomares.- ¿Y a cómo ha de ser el mingo que interesemos?
— Dímelas ora, Pascual. — Sábete que Bartolilla la hija de Mari Mingo se desposó di domingo con un garçón de la villa. He gran cordojo y manzilla de tu mal porque eres muy buen zagal.
Roberto Robert, que saltó desde el almuerzo de un do- mingo á la comida de un jueves, sin tropezar siquiera con un garbanzo, no dio brinco mayor que el de las bocacalles de mi paisano.
Jugaron luego al mingo con él, y cada cual daba un respingo cuando se lo tiraban los unos a los otros que allí estaban, siendo de tal diablura objeto su grandísima tiesura.
Ha seis ó siete años pasaba yo, en la mañana de un do- mingo, por el atrio de la iglesia de San Pedro en compañía de un amigo, que precisamente era aquel mi colega de 1845, cuando, entre la gente que salía de misa, pasó una anciana de aspecto distinguido y simpático, cubierta con la antigua manti- lla española.
-¡Buen golpe, señor gobernador! -exclamó Pedro de Candía. -Mingo, monigote y palos, ¡retrucar es! -añadió Rivera, aplaudiendo la destreza de Pizarro.
—No tengo inconveniente, ángel mío, para llevarte el do- mingo, no precisamente donde esa Adelaida, que ha de ser bruja carera y mis finanzas andan como las de la patria, sino donde otra prójima del oficio que, por cuatro ó cinco duros, te leerá el porvenir en las rayas de las manos, y el pasado, en el librito de las cuarenta.
En las provincias de Ultramar se celebrarán en cl do mingo segundo del mes de marzo del mismo año en que se celebraren las juntas de partido.
Salió un rato al patio, dando vueltas, juntando con el mingo, las ocho bochas desparramadas; alzó una botella vacía, tirada por algún mamado; de un puntapié hizo rodar a la zanja una caja vacía de sardinas, resto del almuerzo de algún pasajero, y recostado en el alambrado, aspirando con fuerza el aire vivificante de la Pampa, para limpiar sus pulmones del polvo de los estantes, hediondo a tejido engomado y a aguardiente adulterado, cavilaba en los medios de domar la Fortuna.
La finalidad del juego consiste en colocar la mayor cantidad de bolas del mismo color cerca de una pequeña pelota no mayor de 5 centímetros de diámetro llamada mingo, la cual ha sido previamente lanzada a una distancia no menor a la mitad de la longitud de la cancha por alguno de los jugadores del equipo que fuese favorecido en sorteo.
Al acabarse las bolas de ambos equipos (tras haber lanzado todos los jugadores) se cuentan las bolas de un mismo color que quedaron dentro de un círculo con centro en el mingo y cuyo radio termina en la primera pelota (la más cercana) del color contrario.
Giovannina Regadiera: recreación de una soprano italiana. Fruelain Frida: una alemana dueña de un perro de raza dachshund. Mingo: hermano travieso de Catita.