Milvio

Milvio

 
Famoso puente romano de Italia sobre el Tíber.
Ejemplos ?
312: se produce la batalla del Puente Milvio donde el emperador Constantino derrota a Majencio y establece el fin de la tetrarquía.
Cuando Constantino el Grande inició la invasión de Italia en el 312, su ejército se enfrentó a las fuerzas de Majencio en la Batalla del Puente Milvio.
El discurso es peculiar porque ninguno de los emperadores honrados estaban presentes en su entrega, y porque celebra la victoria de Constantino sobre Majencio en la batalla del Puente Milvio, en 312, evitando casi cualquier referencia a acontecimientos contemporáneos.
Hic dictus est Constantino filio Constantii, de autor anónimo, entregado en Tréveris en el año 313, celebrando (y describiendo extensivamente) la victoria en la batalla del Puente Milvio de Constantino sobre Majencio en el año 312.
Narra la victoria de Constantino sobre Majencio en la Batalla del Puente Milvio que tuvo lugar el 28 de octubre de 312, posterior a la Visión de Constantino.
Existen dos teorías acerca del origen de la costumbre: la primera sostiene que fue inspirada por el libro Tengo ganas de ti de Federico Moccia, donde los protagonistas hacen el gesto en el Ponte Milvio de Roma; la segunda señala que está inspirada en una tradición de China, que consiste en cerrar un candado en algún poste o valla de los montes Huang y arrojar posteriormente la llave.
Respecto a la restauración, su obra más importante es la restauración del Arco de Tito en Roma en el año 1819. También restauró el Ponte Milvio en 1805.
Se leen normalmente como un signo del cambio en las creencias religiosas de Constantino: la tradición cristiana, especialmente Lactancio y Eusebio de Cesarea, cuentan la historia de una visión de Dios a Constantino durante la campaña, y que él vencería con el signo de la cruz en el puente Milvio.
a batalla de Constantino contra Majencio o Batalla del Puente Milvio (Pons Milvius), es un fresco en una de las habitaciones que hoy son conocidas como Stanze di Raffaello, en el Palacio Apostólico en el Vaticano.
Según la leyenda, al emperador Constantino en sus sueños, la noche anterior a la batalla del Puente Milvio, se le apareció el crismón junto a las palabras de «In hoc signo vinces» («Con este signo vencerás»).
Según la leyenda, al emperador Constantino, la noche anterior a la batalla del Puente Milvio, se le apareció en sueños la cruz junto a las palabras de «In hoc signo vinces» («Con este signo vencerás»).
Se irguió para conmemorar la victoria de Constantino I el Grande en la batalla del Puente Milvio, el 28 de octubre de 312, y a otros emperadores anteriores.