Michel Colombe

Colombe, Michel

 
(m. 1512) Escultor renacentista francés. Obras: estatuas de la Virgen y esp. el sepulcro de Francisco de Bretaña en la catedral de Nantes.
Ejemplos ?
Puede admirarse en su interior el sarcófago y las estatuas yacentes de Francisco II (Véase Tumba de Francisco II de Bretaña y de Margarita de Foix (padres de la duquesa Ana de Bretaña) ejecutadas a principios del siglo XVI por Michel Colombe y Jean Perréal.
Con la influencia del hacer italiano se destaca Michel Colombe, escultor de la Reina Ana de Bretaña a principios del siglo XVI y que realizó por encargo suyo el sepulcro de sus padres, el duque Francisco II y Margarita de Foix en la catedral de Nantes.
Destacaron especialmente: Lorenzo Ghiberti, Jacopo della Quercia, Luca della Robbia, Andrea Verrocchio y, especialmente, Donatello (David, 1409; Judit y Holofernes, 1455-1460); y, fuera de Italia, Michel Colombe en Francia, Peter Vischer en Alemania, y Felipe Bigarny, Bartolomé Ordóñez y Damián Forment en España.
Los cuerpos están modelados como estatuas, lo que evidencia, según algunos autores, que Hans Holbein estudió en Francia esculturas como las de Michel Colombe.
Michel Colombe (Bourges, h. 1430 – h. 1513) fue un escultor francés, del periodo final del gótico francés y el Renacimiento. Hijo de una familia de artesanos, fue una figura culminante de la escultura francesa en los albores del Renacimiento, y sigue siendo muy poco conocido: se ignoran las fechas exactas de su nacimiento y muerte, y la evolución de su arte no se puede seguir porque faltan las obras de juventud y madurez que señalan los documentos.
A finales del siglo XV, el movimiento influyó ya en toda la producción escultórica de Francia; cabe destacar a Michel Colombe, artista especialmente recordado por su magnífica obra la tumba de Francisco II de Bretaña y Margarita de Foix, que existe en la catedral de Nantes (1502-1507).
Se trata de la tumba de Francisco II de Bretaña y de Margarita de Foix, realizada a principios del siglo XVI por Michel Colombe y Jean Perréal, por encargo de su hija, la duquesa Ana de Bretaña.
En la escultura castellana, esta transición corrió a cargo del grupo formado en torno a los Egas, con Juan Guas y Sebastián de Almonacid), mientras que en la corona de Aragón cumplió un papel similar Damián Forment y en Francia Michel Colombe.