Metela

Metela (Metella)

 
Familia plebeya romana, de la gran Caecilia, a la que pertenecieron varios personajes célebres de Roma. (V. Metelo.)
Ejemplos ?
Fausto Sila fue el mayor de los hijos supervivientes del dictador de Roma Lucio Cornelio Sila y su esposa Cecilia Metela, nacido en Grecia tras la huida de su madre del régimen de Lucio Cornelio Cinna en Roma.
Unas veces consistían sencillamente en una estela o cipos funerarios esculpidos o una simple lápida sobre el nicho que guardaba los restos y otras sobre todo durante el Imperio fueron suntuosos mausoleos como la mole Adriana (hoy castillo de Santángelo) y la tumba de Cecilia Metela, en Roma.
Por motivos puramente musicales Metastasio cambió el nombre de la viuda de Pompeyo, Cornelia Metela, por el de Emilia; y el del príncipe y posteriormente rey de Numidia, Juba II, por el de Arbace.
Pertenecía a una familia de artistas, tanto por el lado paterno como por el materno: su abuelo paterno había sido grabador y su tío había sido galardonado con el Premio de Roma; su abuelo materno, por su parte, había participado en la restauración de la tumba de Cecilia Metela en 1804.
C., comenzando así la segunda guerra civil, su hermano mayor huyó junto a su padre a Oriente, como hicieron muchos de los senadores conservadores. Sexto permaneció en Roma bajo el cuidado de su madrastra, Cornelia Metela.
Hijo de Quinto Cecilio Metelo el Numídico, recibió su sobrenombre por su piedad filial y sus gestiones para procurar el regreso de su padre, exiliado en el año 99 a. C. por oponerse a la ley agraria. Pertenecía a la rama Metela o Metella de la gens (familia) Caecilia. Nació hacia 130 a. C.
n. Crassus Dive, y posiblemente de Cecilia Metela Crética, hija del cónsul Quinto Cecilio Metelo Cretico. La tumba de su madre es aún visible en la Vía Apia.
C. Hijo de Tito Pomponio y Cecilia Metela. Fue testigo, durante su juventud, de las guerras civiles entre Mario y Sila, se alejó de Roma para no verse involucrado en ninguna de las revueltas públicas, y se estableció en el Epiro y en Atenas dedicándose, por entero, al estudio y a sus negocios como terrateniente, editor de libros, prestamista y entre otras actividades más propietario de un grupo de gladiadores.
Su carrera política se vio favorecida, sobre todo, por su matrimonio en segundas nupcias con Cecilia Metela Dalmática, que posteriormente fue la tercera esposa de Lucio Cornelio Sila.
Sin embargo, el renovado pacto pronto se malogró, debido al fallecimiento de la hija de César y esposa de Pompeyo, Julia, y al matrimonio de aquél con Metela, hija de Metelo Escipión, uno de los líderes optimates y enemigo encarnizado de César.
Murió tan repentinamente en 59 a. C., que se supuso que había sido envenenado por su esposa Clodilla (hija de Apio Claudio Pulcro y Cecilia Metela).
Se dice, por ejemplo, que cogió una perla valiosa del pendiente de Cecilia Metela, la disolvió en vinagre y la bebió, una hazaña favorita de la extravagante monomanía en Roma.