melo

Melo

 
C. del NE de Uruguay, cap. del departamento de Cerro Largo, cerca de la frontera brasileña; 42 329 h. Aeropuerto.
Traducciones

melo

SM = melodrama
Ejemplos ?
Podríamos decir entonces, en consecuencia, que el transporte de aquel tiempo hacíase sin supresión ninguna de trozos de tierra, desde que el hombre caminando durante un mes con los necesarios descansos debe recorrer una extensión equivalente a la distancia de Montevideo a Melo.
José Ignacio de Gorriti, Diputado por Salta Dr. José Andrés Pacheco de Melo, Diputado por Chibchas Dr. Teodoro Sánchez de Bustamante, Diputado por la Ciudad de Jujuy y su territorio Eduardo Pérez Bulnes, Diputado por Córdoba Tomás Godoy Cruz, Diputado por Mendoza Dr.
Hoy, con el auto-car que diariamente rueda en seis horas la vía que une a las dos ciudades, se puede concluir que se ha operado entre ellas una aproximación tal, como si Melo estuviese a la altura de Las Piedras.
Recordando al malogrado Sergio Vieira de Melo, asesinado brutalmente en Bagdad, la mejor, la única, estrategia para aislar y derrotar al terrorismo estriba en el respeto a los derechos humanos, el impulso de la justicia social, la promoción de la democracia y la primacía del Estado de Derecho.
- Por el Estado de Chihuahua: José Eligio Muñoz, Pedro Ignacio Irigoyen. - Por el Estado de Coahuila: Simón de la Garza y Melo. - Por el Estado de Durango: Marcelino Castañeda, Francisco Zarco.
La única providencia política que dio Alfinger en la provincia de Venezuela, y que no llevó el sello de su carácter, fue la institución de su primer Ayuntamiento, en la ciudad de Coro, que había ya fundado Ampues, y como Juan Cuaresma de Melo tenía de antemano la gracia del Emperador para un Regimiento perpetuo en la primera ciudad que se poblase: le dio Alfinger la posesión de Coro, con Gonzalo de los Ríos Virgilio García y Martín de Arteaga, que eligieron por primeros alcaldes a Sancho Briceño y Esteban Mateos.
Tal vez hubieran pasado seis u ocho años del encuentro con Beracochea, cuando Anchorena fue a Melo con unos lanares finos para una exposición.
"Si non das consejo a Teca e a Terrer perderas, perderas Calatayuth que non puede escapar, ribera de Salon todo ira a mal, assi ffera lo de Siloca que es del otra part." uando lo oyo el rey Tamin por cuer le peso mal: "Tres reyes veo de moros derredor de mi estar; non lo detardedes, los dos id pora alla, tres mill moros levedes con armas de lidiar, con los de la frontera que vos ayudaran prendet melo a vida, aduzid melo deland; por que entro en mi tierra derecho me avra a dar." res mill moros cavalgan e pienssan de andar; ellos vinieron a la noch en Sogorve posar.
Todos mis paisanos y muchos habitantes de la España saben que mi carrera fue la de los estudios, y que concluidos éstos debí a Carlos IV que me nombrase secretario del Consulado de Buenos Aires en su creación; por consiguiente mi aplicación poca o mucha, nunca se dirigió a lo militar, y si en el 1796 el virrey Melo, me confirió el despacho de capitán de milicias urbanas de la misma capital, más bien lo recibí como para tener un vestido más que ponerme, que para tomar conocimientos en semejante carrera.
Paco Yunque había copiado su ejercicio muy bien y salió al recreo con su libro, su cuaderno y su lápiz. Ya en el patio, vino Humberto Grieve y agarró a Paco Yunque por un brazo, diciéndole con cólera: — Ven para jugar al melo .
En mayo, uno de los jueces titulares que sentenció la liberación de Carlos Melo fue suspendido indefinidamente, mientras el juez titular quien escribió los decisiones que liberaron a Capriles y al General Alfonso Martínez fue suspendido en diciembre; en ambos casos, las razones que fundamentaron las suspensiones se basaron en infracciones menores de los procedimientos judiciales.
Agustin Elizondo. Tenientes 2dos— Francisco Melo, Miguel Diaz, Pedro José Rivera. Subtenientes— Bernardo Gomez, Pedro Silva, Juan Diaz, José Maria Lopez, Eugenio Torres, José Antonio Rivero.