Medinaceli

Medinaceli

 
Mun. de la prov. española de Soria, 729 h. Antigua plaza romana, conserva un notable arco romano.
Ejemplos ?
Después de este primer reconocimiento, que creo poder fijar hacia el año 1508-1510, constan tres reconocimientos posteriores: el segundo por el padre Estrada en 1558; el tercero en 1670, al costear la verja el Duque de Medinaceli, y el cuarto en 1766, al dorar el altar mayor, y poco antes de la horrible y desastrosa inundación de 1773336.
270, tomo I de su Descripción histórica del Obispado de Osma), tuvo lugar el tercer reconocimiento el año de 1670, en que se le colocó en la urna que ahora tiene, con los balaustres que costeó el Duque de Medinaceli.
De esta línea de cría poseyeron caballos el duque de Osuna, el duque de Arcos, el conde de Medellín y el duque de Medinaceli, entre otros magnates.
En la zona central de España (concretamente en Torralba, cerca de Medinaceli) parecen existir hachuelas con lascas con influencia africana, lo que indicaría que mientras en el norte la población llegó en sucesivos traslados procedente de Francia, al centro y sur pudo llegar procedente de África, o bien procedente de Francia y de África simultáneamente.
En 1603 se construyó el Convento de San Miguel de La Almoraima, de frailes descalzos de La Merced. El tronco de la casa pasó al ducado de Santistevan en 1654 y más tarde al de Medinaceli.
En 1868 el convento de la Merced pasó a ser propiedad del Duque de Medinaceli. En 1945 se creó la Empresa Corchera Almoraima, que se convirtió en el motor de la economía local.
Éste último dio un golpe de Estado en 1677 que obligó al monarca a expulsar a Nithard y a Valenzuela del gobierno. La segunda parte comenzaría en 1680 con la toma de poder del Duque de Medinaceli como valido.
A comienzos del siglo XVIII su recuperación económica era ya notable y a lo largo de la centuria la villa no dejó de crecer, alcanzando cerca de 6.000 habitantes a principios del XIX, momento en el que la población pasó a depender de los duques de Medinaceli (1805), que aún conserva el título en la actualidad.
A principios del siglo XIX y mediante pleito, los Marqueses de Moscoso obtuvieron la posesión de la villa, que volvió a los Duques de Medinaceli en 1852, junto con el término de la Almoraima, hasta hace pocos años.
En 1968, el Instituto de Reforma y Desarrollo Agrario del Campo de Gibraltar, dentro del Plan de Desarrollo del Campo de Gibraltar, expropió 700 hectáreas de tierra a la empresa La Almoraima S.A., perteneciente a la Casa de Medinaceli, para la creación de un pueblo de colonización a 9 kilómetros de Castellar Viejo.
Cambió de manos hasta llegar al ducado de Medinaceli, que ostentó el marquesado hasta la extinción de los señoríos en el siglo XIX.
En el centro peninsular, encargó el reforzamiento de Medinaceli como núcleo de la Marca Media a su general más prestigioso, Galib, en el 946.