Martín Zurbano

Zurbano, Martín

 
(1788-1845) Militar español. Junto a Espartero luchó en Valencia y Cataluña. En 1844 proclamó la Constitución de 1837.
Ejemplos ?
Llegaron a estar sitiados en Haro ocho batallones y el cuartel general de la línea del Ebro, hospedándose Espartero, jefe supremo de los liberales, frecuentemente en la villa. En 1844 Haro resistió al cabecilla liberal Martín Zurbano, contribuyendo a su derrota definitiva.
Martín Zurbano, conocido popularmente como Martín Varea (Varea, alcaldía pedánea de Logroño en La Rioja, España, 29 de febrero de 1788 – Logroño, 21 de enero de 1845), fue un militar liberal progresista español.
De este modo Martín Zurbano unido a unos pocos incondicionales, entre los que están su fiel Cayo Muro y su dos hijos, inicia la rebelión dando el grito de sublevación tras ocupar Hormilla.
Madrid: 1846. Manuel de Toro, Vida militar del jeneral sic D. Martín Zurbano, sus hijos y cuñado escrita en verso heroico por D. Manuel del Toro.
En 1837 Espartero fortificó Logroño e inició la conquista de Viana, Rioja Alavesa y Treviño para llegar a Navarra y Vascongadas donde firmó el Abrazo de Vergara. En 1844 Martín Zurbano se subleva en Nájera por lo que sería fusilado el 21 de enero de 1845 junto a numerosos riojanos.
En 1841 ingresó en la comunidad del Hospital de San Juan de Reus y de la Casa de la Caridad de la misma localidad. El 11 de junio de 1844 pidió al general Martín Zurbano que dejara de bombardear Reus, a lo que accedió.
Haciendo uso de esta información, esperó durante sesiones hasta que llegaron las noticias del pronunciamiento del general Martín Zurbano en Nájera, del cual Salamanca y sus allegados se encargaron de hacer eco con clara intención de causar pánico entre los inversores.
Durante un breve tiempo fue propiedad del guerrillero Martín Zurbano que la recibió como recompensa por su apoyo a la causa liberal durante la Primera Guerra Carlista.
Fue almacén general de Álava y archivo para los carlistas, con una guarnición de tres compañías. Delante de sus muros, riñó el célebre guerrillero liberal, general Martín Zurbano, constantes y sangrientos combates.
Otro detonante fue la política represiva del capitán general Van Halen desde los sucesos del año anterior a propósito del inicio del derribo por orden de la “Junta de Vigilancia” de la fortaleza de la Ciudadela –en las Cortes el general catalán Juan Prim había denunciado que Van Halen había dado la orden de que los soldados, abandonados y sin recursos, “vivan sobre el país y esto es exasperar al pueblo”-, a lo que se sumó la “brutalidad del general Martín Zurbano, enviado en el verano de 1842 a la provincia de Gerona para perseguir los restos de las partidas carlistas (y de paso a los republicanos)".
En este grupo de los “ayacuchos” figuraban, entre otros, el general Antonio Seoane, el general Juan Van Halen, el general Martín Zurbano, el general José Ramón Rodil y Campillo y el general Linaje, que era el secretario de Espartero.
Archivo:GonzálezVillalobos.JPG Alejandro González Villalobos. Archivo:Martín Zurbano.jpg Martín Zurbano. Al poco tiempo de asumir la regencia a finales de 1840, Espartero fue acusado por ciertos sectores del ejército y de los partidos moderado y progresista de que su política de nombramientos militares –y en algunos casos también civiles- favorecía únicamente a los miembros de su camarilla militar conocida por sus oponentes con el nombre de los "ayacuchos".