Martín


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con Martín: Martín Lutero

martín

1. s. m. ZOOLOGÍA Martinete, ave zancuda.
2. martín pescador ZOOLOGÍA Ave pequeña de cabeza gruesa, plumaje azul metálico y naranja, pico fuerte y patas cortas, que vive cerca de los ríos y pesca peces con gran habilidad.
NOTA: Nombre científico: (Alcedo atthis.)

Martín

 
Río de España, en las prov. de Teruel y Zaragoza, afluente del Ebro; 116 km.

Martín (Martinus)

 
Nombre de varios papas.
Martín I, san (m. 665) Papa en 649-53. Condenó el monoteísmo en el Concilio de Letrán (649).
Martín II V. Marino I.
Martín III V. Marino II.
Martín IV (Simon de Brion) (1210?-85) Papa en 1281-85. Excomulgó a Miguel Paleólogo.
Martín V (Oddone Colonna) (1368-1431) Papa en 1417-31. Restableció la soberanía papal en los Estados de la Iglesia.
Sinónimos

martín


martín del río sustantivo masculino martinete.
martín pescador sustantivo masculino alción, guardarrío, pájaro polilla.
Traducciones

Martín

SMMartin
San Martín (= santo) → St Martin; (= fiesta) → Martinmas (Agr) season for slaughtering pigs
a cada cerdo o puerco le llega su San Martíneveryone comes to his day of reckoning
V tb veranillo

martín

SM martín pescadorkingfisher
Ejemplos ?
Pedro, hijo del rey D. Dionis de Portugal, traducido, etc Madrid, 1646 = El granjusticia de Aragón Don Martín Baptista de Lanuza .
- Las altas partes contratantes, reconociendo que la isla de Martín García puede, por su posición, embarazar e impedir la libre navegación de los confluentes del Río de la Plata, convienen en emplear su influjo para que la posesión de dicha isla no sea retenida ni conservada por ningún Estado del Río de la Plata o de sus confluentes, que no hubiera dado su adhesión al principio de su libre navegación.
La espada que blandiera Bolívar en Junín, y Sucre en Ayacucho, con toda heroicidad, fue tu espada que un día se hiciera eternidad en Bailén y Numancia, Lepanto y San Quintín! San Martín, tiene el gesto del Cid Campeador, Luzuriaga estupendo, de Pelayo el valor.
arta del autor a su editor, don José Zoilo Miguens Querido amigo: Al fin me he decidido a que mi pobre "Martín Fierro", que me ha ayudado al- gunos momentos a alejar al fastidio de la vida del hotel, salga a conocer el mundo, y allá va acogido al amparo de su nombre.
Les da la orden de ir por los senderos que París unen con el mar picardo, y que en pro hagan de la que es sitiada por San Martín y San Dionisio entrada.
no desconoce que el asunto es más difícil de lo que muchos se lo imaginarán. Y con lo dicho basta para preámbulo, pues ni Martín Fierro exige más, ni Vd.
Luego de su muerte, tuve la honra de sustituirlo por resolución del entonces Ministro de Relaciones Exteriores, Alejandro Zorrilla de San Martín.
Y así firmamos este acto de Posesión Real en el referido paraje de Encalilla, en dicho día, mes y añoGerónimo Luis de CabreraFrancisco de Lamercado de VillacortaEntre líneasvale un signo=Martín Rodríguez: Escribano de Hacienda y Guerra”.-
Pero la movilización activa del pueblo crea sus nuevos dirigentes: César Montes y Yon Sosa levantan la bandera en Guatemala, Fabio Vázquez y Marulanda lo hacen en Colombia, Douglas Bravo en el occidente del país y Américo Martín en El Bachiller, dirigen sus respectivos frentes en Venezuela.
Esta moneda, preciosísima por su antigüedad, me dio el abad don Martín la Farina de Madrigal, capellán de honor de su majestad, nobilísimo caballero siciliano.
- Las Altas Partes Contratantes, reconociendo que la isla de Martín García puede, por su posición, embarazar e impedir la libre navegación de los confluentes del Río de la Plata, convienen en emplear su influjo para que la posesión de dicha isla no sea retenida ni conservada por ningún Estado del Río de la Plata o de sus confluentes, que no hubiera dado su adhesión al principio de su libre navegación.
Artículo 5.- las altas partes contratantes reconociendo que la isla de Martín García puede, por su posición, embarazar e impedir la libre navegación de los confluentes del Río de la Plata, convienen en emplear su influjo, para que la posesión de dicha isla no sea retenida ni conservada por ningún Estado del Río de la Plata o de sus confluentes, que no hubiera dado su adhesión al principio de su libre navegación.