Mariano Ospina

Ospina, Mariano

 
(1805-85) Político colombiano. Fue presidente de la República en 1857-61. Durante su mandato estalló la guerra civil.
Ejemplos ?
eñor Presidente Mariano Ospina Pérez: Bajo el peso de una honda emoción me dirijo a vuestra Excelencia, interpretando el querer y la voluntad de esta inmensa multitud que esconde su ardiente corazón, lacerado por tanta injusticia, bajo un silencio clamoroso, para pedir que haya paz y piedad para la patria.
Cuando se preparaba la creación de la Confederación Granadina en 1858, el presidente Mariano Ospina Rodríguez, quien había sido gobernador del Estado Soberano de Antioquia, planteó, por primera vez, la idea de crear un nuevo departamento al sur del antioqueño.
Eastman (1910-1911) Francisco Restrepo Plata (1911-1914) José A. Llorente (1914) Ministro de Guerra: Gral. Mariano Ospina Vázquez (1910-1911) Gral.
Las leyes de 1859 resultaron de la necesidad que identificaba el Presidente Mariano Ospina Rodríguez de dotar al gobierno federal de la capacidad de intervenir de forma efectiva en los asuntos de los Estados de la Confederación.
Una facción llegó al punto de intentar asesinar al libertador el 25 de septiembre del mismo año, conspiración en la que participó un grupo de intelectuales granadinos entre los que se contaban el poeta Luis Vargas Tejada, Florentino González, Mariano Ospina y Wences­lao Zulabair, acompañados del militar venezolano Pedro Carujo, del francés Agustín Horment y del aventurero portugués doctor Arganil, quienes penetraron en el palacio de San Carlos, dieron muerte a los soldados de la guardia y al edecán personal de Bolívar.
Durante la guerra civil desencadenada por Tomás Cipriano de Mosquera contra el presidente conservador Mariano Ospina Rodríguez, quien gozaba de un amplio apoyo en el Estado Soberano de Antioquia, Berrío organizó un batallón que condujo hasta Manizales para detener al caudillo caucano; aunque fue vencido, se opuso a la expulsión impuesta por Mosquera, de tal manera que fortaleció la resistencia contra este y dirigió a los conservadores en los combates de Amalfi, Anorí, San Bartolo y Carolina; a pesar de sus esfuerzos, Antioquia eventualmente tendría control político por parte de los liberales.
Bajo la égida de Gómez durante la república liberal, el Partido Conservador se abstuvo de participar en las elecciones presidenciales de 1934 y 1938, en 1942 apoyó al disidente liberal Carlos Arango Vélez y ante la división del liberalismo para las elecciones de 1946, se postuló a Mariano Ospina Pérez, luego de que Gómez declinó la posibilidad de encabezar la candidatura a sabiendas de que provocaría la unión inmediata de liberales y conservadores.
Tanto porque el periodo se inserta en una serie de dinámicas que se venían configurando desde mitad del siglo XIX, como porque el gobierno de Mariano Ospina Rodríguez nunca llegó a consolidarse como para emprender alguna reforma de importancia que alterara los procesos económicos que se venían desarrollando desde la década del 40.
El primero de ellos, aun cuando la constitución de 1859 mantuvo por principio la libertad de culto, el presidente Mariano Ospina Rodríguez autorizó el retorno de los Jesuitas al territorio nacional, como un intento por hacerse con el respaldo de la Iglesia Católica y de las facciones conservadoras, que veían en sus medidas una violación al carácter federal de la organización territorial del país.
Parque central Aguas Calientes Lagunas y Capilla de Siecha Reserva Forestal Protectora Regional Cerros Pionono y las Águilas Páramo Grande de Guasca Casa Grande Normal Nacional Mariano Ospina Rodríguez Colegio Domingo Savio Lista de Escuelas de primavera Petroglifo Pajarito Patrimonio arqueológico de la nación Alcaldía Municipal Mariano Ospina Rodríguez (presidente de Colombia, 1805-1885) Milton Arlex Rodríguez Sarmiento (Senador de la República de Colombia) Luis B Ramos (Fotógrafo, 1899-1955) Arnoldo Casas Sánchez, (Representante a la Cámara por Cundinamarca 1946-1996) (Representante a la Cámara, Gran Líder del Guavio)
El ascenso al poder de Mariano Ospina Rodríguez en 1857 marcó un enfriamiento en el apoyo gubernamental a la labor de la Comisión Corográfica, que languideció lentamente en los años siguientes, sin que esto determinara una mengua en el entusiasmo de Agustín Codazzi por darle término a su obra.
En el año de 1860, el conflicto se tornó nacional de la mano del Presidente Mariano Ospina Rodríguez, que pretendiendo devolver al gobierno federal las atribuciones constitucionales que le permitirían intervenir en los asuntos locales, impulsó en 1859 una serie de leyes relacionadas con las potestades del Ejecutivo, el Ejército y el sistema electoral, que generaron malestar en la mayoría de los Estados soberanos, en especial en el Cauca, que estaba bajo el control de Tomás Cipriano de Mosquera, y en las zonas controladas por los Radicales liberales.