Marco Valerio Marcial

Marcial, Marco Valerio (Marcus Valerius Martialis)

 
(40?-104) Poeta satírico hispanolatino. Los libros de su epigramatorio se difundieron por el Imperio. Se conservan de él 1 500 epigramas en los que detalla y satiriza todos los aspectos de la vida romana.
Ejemplos ?
Destaca en esta obra en especial la defensa de Marco Valerio Marcial, por cuyos epigramas Serrano tenía una devoción y admiración sin límites y a quien dedicó grandes trabajos exegéticos.
El lesbianismo también era conocido, tanto entre mujeres femeninas que compartían el sexo con otras mujeres sin más, como el tribadismo, en el que mujeres de aspecto varonil desempeñaban actividades masculinas, incluyendo la lucha, la caza y la relación con mujeres. Marco Valerio Marcial, un gran poeta y letrado hispanorromano, creció y se educó en Bílbilis (próxima a Calatayud), pero pasó gran parte de su vida en Roma.
Perteneció al convento jurídico cesaraugustano en la Hispania Tarraconensis y acuñó moneda con caracteres ibéricos primero y posteriormente como municipio romano en tiempo de Augusto. En esta ciudad nació, vivió tras su regreso de Roma y murió el poeta latino Marco Valerio Marcial.
Escribió también epigramas latinos inspirados en Marco Valerio Marcial y tradujo el Arte poética de Horacio, sobre la cual redactó además un tratado en latín, Epistola Horatii Flacci de Arte Poetica in methodum redacta versibus Horatianis stantibus, ex diversis tamen locis ad diversa loca translatis (Valencia, Silvestre Sparsa, 1639).
San Joachim abuelo del Hijo de Dios, padre de su santísima Madre, lo que de su vida, virtudes y merecimientos se ha hallado en los Santos Padres y auctores eclesiasticos. Marco Valerio Marcial Español, sus epigramas mas selectas reducidas a metros castellanos.
Entre los escoliastas españoles destacan Baltasar de Céspedes por su Comentario a los Epigramas de Marco Valerio Marcial; Lorenzo Ramírez de Prado, por los suyos de 1607; el deán de Alcoy, Manuel Martí; el jesuita P.
Marco Valerio Marcial, Marcus Valerius Martialis en latín (Bílbilis —actual Calatayud—, 1 de marzo de 40 – ibídem, 104), fue un poeta latino.
La literatura erótica en Grecia y Roma se aprecia principalmente en los escritos de Estratón de Sardes, Safo de Lesbos, Automedón, Filodemo de Gadara, Marcus Argentarius, Petronio, Gayo Valerio Catulo, Propercio, Tibulo, Ovidio, Marco Valerio Marcial, Décimo Junio Juvenal y Priapeos.
Entre sus trabajos eruditos de humanista cabe citar sus traducciones y comentarios de epigramas de Marco Valerio Marcial, las Odas de Horacio, las Sátiras de Juvenal y otros muchos autores, también bíblicos (Salmos, Jeremías) incluidos en sus obras Cáthedra de erudición y Comentarios de erudición (1621), obras que han sido redescubiertas y recuperadas por Abraham Madroñal, aunque algo incompletas; son sus trabajos más originales.
De vez en cuando le gustaba leer los poemas surrealistas de Federico García Lorca.En el transcurso de sus estudios universitarios, planeó elaborar una Revista Literaria junto con Julio Valle Castillo; durante la realización del proyecto –sólo llegaron a publicar un número único- el poeta nicaragüense le compartió las traducciones de los poetas latinos Gayo Valerio Catulo y Marco Valerio Marcial que había elaborado, las cuales apabullaron a Carreto.
Retomando la tradición de los poetas líricos romanos Gayo Valerio Catulo y Marco Valerio Marcial, donde se excede en ironía, desencanto y sentido del humor; la poesía de Héctor Carreto se caracteriza por ser esencialmente de bajo pudor.
En las casas de los poderosos había de ser el vestíbulo muy espacioso por la multitud de clientes y aduladores que iban a saludar y dar el buen día a la hora prima, como se desprende de lo que dice Marco Valerio Marcial.