Marche

Marche

 
Región de Francia, en el borde NO de la meseta del Macizo Central. Comprende los departamentos del Creuse y Vienne.
Ejemplos ?
(añadió el autor). -Y, si no me perdona, dígame V. que me marche, que me aborrece, que tiene miedo de mí... -Pero ¡hábleme de cualquier modo!
Con su propia cadena al viejo Atlante estrechamente la doncella trajo, que poco fía del mago Bradamante, por más que marche el viejo cabizbajo.
En mi tiempo no ha ocurrido otra cosa relativa a la Constitución que lo dicho. Acabo de recibir pliego del Gobierno avisándome que marche pronto, y que no ha ocurrido más con Mr.
En hipótesis se pierde el horizonte errabundo, y el campo meditabundo de informe turbión se puebla, como que todo es tiniebla en la conciencia del Mundo. Ya las luciérnagas –brujas del joyel de Salambó– guiñan la “marche aux flambeaux” de un aquelarre de brujas...
Pero yo sé un buen encanto de Orfeo para que el madero por sí marche a la cabeza y se encaje en el único ojo del hijo de la Tierra.
Miro un rayo de sol que entra por la puerta entreabierta del pórtico, pero allí también veo una oveja extraviada (y no quiero decir un pecador, sino un cordero) que está a punto de colarse en la iglesia. Y comprendo que si sigo mirándola terminaré por gritarle que se marche, y ¿qué sería de mí entonces?
¡Cree la muy orgullosa que está en su casa, y todo su afán es que acabe de ponerme bueno y me marche, para que mi compañía no la desdore en la opinión de las gentes!
tiene a su mando desde luego aunq e estubiesen bien armadas, q e no lo están, no son suficientes p a hacer frente á los insurgentes, y así me parece que si no logra la reunión de la Marinería, es de primera necesidad el q e se venga replegando con ella a Jujui, en donde desde luego encontrará el Regimto de Tarija, a cuio coronel Marquez del Valle de Toxo, prevengo con esta fha. marche a cubrir dicho punto y sobstener a V.
Para que los opresores tengan tranquilidad en sus palacios, erigidos sobre miserias y esclavitudes; para que la humanidad no piense, no se enderece, ni marche a la emancipación.
No es difícil presagiar el fin de una empresa que principia suscitando celos, agravios y disgustos; pero aun cuando se conserve y marche con toda la felicidad que debernos desearle, el lugar que se ha elegido para el Liceo que concilia los intereses de un director con los de ustedes; la distancia que le separa del centro de la poblacion excluye a los jóvenes que la ternura de sus padres, la escasez de fortuna u otras causas no les permiten entrar a pupilaje; y ustedes se aprovechan de esta clase de educandos, que a mi entender es la mas numerosa.
Se puede ser de la casa, vivir en familia, y, sin embargo, no sentirse arraigado; se habla con los demás como se habla en la diligencia, trabar relaciones como en ella se traban. Uno estorba al otro, se tienen ganas de marcharse o de que el vecino se marche.
Mas duplicada la Fortuna encuentro; pues cuanto tú no atiendes, me procura: mandó mi hermano, con el cual me encuentro, y hace que marche de mi honor segura; y ahora me trae a tu feliz encuentro que más estimo que cualquier ventura; y lo hace a tiempo, que si tarda creo que habría al poco muerto del deseo.» Y así siguió (pues era cuando miente más astuta que el zorro más avieso) a dar su queja tan astutamente, que echó en Grifón de toda culpa el peso.