Marañón

marañón

s. m. BOTÁNICA Anacardo, planta arbórea.

Marañón

 
Río de Perú que al unirse con el Ucayali forma el Amazonas. Nace en el Cerro de Pasco, en la Cordillera Central de los Andes; 1 280 km.
Traducciones

marañón

SM (Bot) → cashew
Ejemplos ?
La Empresa convendrá con ambos Gobiernos sobre los respectivos puntos del río Amazonas ó Marañón hasta donde deberán navegar los barcos de vapor y sobre los puertos en que han de tocar; y se sujetará á los Reglamentos Fiscales y de Policía, no obstante la exención que ha de gozar de toda clase de impuestos.
Recíprocamente, el Brasil podrá mantener agentes aduaneros en la aduana peruana de Iquitos y en cualquier otra aduana ó puesto aduanero que el Perú establezca sobre el río Marañón ó Amazonas y sus afluentes, sobre la margen meridional ó derecha del Alto Acre, sobre el Alto Purús el Alto Yurúa ó en otros lugares de la frontera común.
Y como el Licenciado Marañón, Presidente que era a la sazón de esta Audiencia, se hallaba ya en edad avanzada, el Rey debería proveer para este cargo a otra persona de entera satisfacción, capaz de interesarse en las poblaciones.
M MALDONADO DE LA FUENTE, Francisco, 169, 170. Maldonado de San Juan, Pedro, 156. Mañosea, Juan, 89. Marañón, Licenciado, 127. Mármol, Don Melchor de, 168.
Y es cosa de considerar, que en todas las partes de las Indias, no se han hallado estos animales, sino es en las sierras y montañas de este Reino del Perú, porque yo he andado en todos los Reinos de México, y por todas las provincias y Reinos del Perú, y por las provincias e Islas del Marañón, y por la Florida, y por muchas partes de estas Indias Occidentales, y nunca he visto estos animales, sino en estas sierras del Perú.
En la misma forma, pertenecerá a la Corona de Portugal todo lo que tiene ocupado por el río Marañón, o de las Amazonas arriba, y el terreno de ambas riberas de este río, hasta los parajes que abajo se dirán; como también todo lo que tiene ocupado en el distrito de Matogroso, y desde este paraje hacia la parte del oriente y Brasil; sin embargo de cualquiera pretensión que pueda alegarse por parte de la Corona de España, con motivo de lo que se determinó en el referido tratado de Tordesillas.
CONTENIDO DE LA CEDULA REAL DE 1.802 Esta Cédula Real fue expedida en Madrid, el 1 5 de Julio de 1.802, y dice: "He resuelto que se tenga por segregado el Virreynato de Santa Fe y de la Provincia de Quito y agregado a ese Virreynato (el del Perú) el Gobierno y Comandancia General de Mainas con los pueblos del gobierno de Quijos, excepto el de Papallacta, por estar todos ellos a las orillas del río Ñapo o en sus inmediaciones, extendiéndose aquella Comandancia General no sólo por el río Marañón abajo...
En Moyobamba, y con aquiescencia del virrey, preparaba el bravo capitán Pedro de Urzua, natural de Navarra, una expedición á las riberas del Marañón, en busca de una tierra que, según noticias, era tan abundante en oro, que sus pobladores se acostaban sobre lechos del precioso metal.
Fueron hundidos además el pontón “Meteoro” (antigua escuela naval), la chata número 1, y la batería flotante, formada por dos lanchas cargadoras de lastre de cincuenta toneladas cada una y armadas con un cañón de grueso calibre a proa y otro menor a popa. El vapor “Limeña” y el pontón “Marañón” fueron incendiados.
Menéndez y Pelayo cree á pie juntillas en la existen- cia real de la poetisa, y forzando, con el admirable talento que le es propio, la disquisición, llega hasta á bautizarla con el nombre de doña María de Alvarado.— En Huánuco, agre- go yo, no ha faltado vecino que, estimándola como ascen- diente suya, la llamó doña María de Figueroa; y hasta hay quien lü supone hija de don Diego de Aguilar, autor de un poema titulado El Marañón que no debe valer gran cosa, pues aun se conserva inédito en un archivo de España.
Desde el lugar, que en la margen austral del Guaporé fuere señalado por término de la raya, como queda explicado, bajará la frontera por toda la corriente del río Guaporé, hasta más abajo de su unión con el río Mamoré, que nace en la Provincia de Santa Cruz de la Sierra, y atraviesa la Misión de los Moxos, y forman juntos el río llamado de la Madera, que entra en el Marañón, o Amazonas, por su ribera austral.
Este monstruo, vomitado de las turbulencias del Perú, había bajado por el río Marañón con otros satélites y después de asolar la Margarita, pasó a la Borburata, y desde allí a Barquisimeto, señalando todos sus pasos con el exterminio y la desolación; hasta que al fin murió en esta ciudad a manos de aquel Paredes que había fundado a Trujillo, acreditando en sus últimos momentos la ferocidad que había distinguido todos los de su vida.