Ejemplos ?
-Eso según y como, poique como yo soy hombre de concencia, yo le doy a ca uno lo que ca uno se merece. -Pus por la mesma razón te voy yo a dar a ti un crugío que te va a parecer veinte y cuatro por lo menos.
Leíase en una parte: «Y oí de su boca mesma Decir esto á Constantino De su madre Santa Elena.» En otra parte decia, «Copia de las cifras negras Con que escribió en una gruta David su salmo cincuenta.
Los ojos de Joseíto contestaron de modo elocuentísimo a la pregunta, y tras un breve silencio: -Pos si la cosa no estuviese ya tan pa granar, yo mesma te la traería -dijo la señora Pepa-, pero como ya, gracias a Dios y a la Virgen Santísima, estás tú tan requetemejorao...
Un paso medido y grave de planta firme y serena, pero no lenta y pesada, sino fácil, leve, aérea. Al percibirla Genaro vecina a su estancia mesma, hundió, sudando de espanto, en las ropas la cabeza.
Obscurécense el discurso entre confusas tinieblas pues ¿quién podrá darme luz si está la razón a ciegas? De mí misma soy verdugo y soy cárcel de mí mesma.
Hago disgusto a lo mismo que más agradar quisiera; y del disgusto que doy, en mí resulta la pena. Amo a Dios y siento en Dios, y hace mi voluntad mesma de lo que es alivio, cruz; del mismo puerto, tormenta.
Salieron los primeros huesos, y desaminados por el desaminante, dijo pertenecer a los remos de traseros de la bestia del dómine; salió luego la calavera y a nadie más que a mí y al letrado hijo mío dejó duda de que ésta era perteneciente a la mesma bestia.
Acá llegó Gaspar Orense y en verdad su persona es la que vuestra merced en su carta dice, y después que, vino ha mucho y muy bien servido a su Majestad en esta tierra, y así por esto como por mandarme vuestra merced le haya por encomendado y haber corrido una mesma fortuna con vuestra merced...
Pero no temas tú naíca, poique lo que yo le diré a ese hombre será: «Miosté, Paco, yo soy un probe que no tiée más fortuna que lo que se gana con el suor de su frente; pero yo, andando por la vía, me he trompezao con un manojo de flores, y en ese manojo de flores he puesto yo toa el alma con tos mis cinco sentíos; y ese manojo de flores es pa mí lo que es pa el pajarico la rama y lo que es el sol pa el que se jiela y lo que la mesma Virgen fue pa el Santo Patriarca.
DOÑA ANA Ésta es la mesma mujer que te dije que hizo que desde Flandes viniera a verme don Juan de Lara; mira tú si sabrá ella buscar ese caballero.48 47 En H.: Ésta en mí es obligación.
Proveí a la hora de capitán y gente que conquiste y castigue los indios y pueble; y a mi teniente general envío al Perú a que traiga gente y con ella vaya a poblar este verano otro pueblo tras de la cordillera de la nieve, en el paraje del de La Serena, que hay dispusición y naturales para que el uno al otro se favorezcan; y yo en el entretanto emprenderé lo de adelante y poblaré una cibdad donde comienza la grosedad de la gente y tierra, que ya la tengo bien vista, y en demanda desta mesma noticia, escuras y a la ventura, han andado todos los españoles del Río de la Plata y los que han salido al Perú ahora de aquellas partes.
M., por conservarle con abturidad esta tierra y contentar al pueblo, y con eficacia y runrún me lo pedía, lo aceté quedándome la voluntad sana en el servicio del Marqués, mi señor, y en la mesma sujeción que de antes, lo ace té como parece por la copia de la elección que a S.