Mérida

Mérida

 
Mun. de la prov. española de Badajoz, cab. de p. j., cap. de la Comunidad Autónoma de Extremadura; 56 395 h. Mercado agropecuario. Centro cultural (festivales de teatro) y administrativo. Es la Emerita Augusta de los romanos.

Mérida

 
C. del SE de México, cap. del estado de Yucatán, en el NO de la península de Yucatán; 557 340 h.

Mérida

 
Estado del NO de Venezuela, en plena Cordillera de Mérida, con salida al lago de Maracaibo; 11 300 km2 y 615 103 h. Cap., la c. homónima (197 141 h).
Ejemplos ?
A los viejos nos queda la afición y el compás, como al mú- sico de marras, y llenamos un deber de conciencia y de pa- trioüsmo dirigiendo una palabra de aliento y simpatía á los jóvenes que, con sobra de fe y de entusiasmo, se aventuran en el revuelto campo de las letras. De mí sé decir que el libri- to de Mérida me obliga á echar una cana al aire.
Por lo mismo que en días ya remotos, en las horas de las ilusiones juveniles, rendí cullo y vasallaje á las hermanas del Castalio coro, y que ellas (¡ingratas y tornadizas!) me es- quivan ahora sus favores, presumo que no se me negará com- pelí ncia, rúes sostre fui y conozco el paño, para zurcir ó liil- vanar algo así como juicio crítico, á propósito de an librito de versos que, con el título Copias del natural, acaba de dar á la estampa un escritor que oculta su nombre de cristiano y su apellido de familia bajo el seudónimo de Mérida (1) ocultación que anda un si es no es reñida con el Estatuto.
Descúbrese, sin esfuerzo, que la lectura de los Pequeños poemas de Campoamor sugiripl á Mérida la idea de sus Copias del tiatural.
Confieso que abrí el libro de Mérida con suma desconfian- za y ánimo un tanto prevenido.—; Coplltas, me dije, que vivirán lo que las rosas de que habla Malesherbes!— Pero, después de leer la primera composición, exclamé entusiasmado r—j Este es poeta de buena ley!
Este es un tema vital, invito a que lo estudiemos, casi nadie estudia estos temas porque a nosotros nos malformaron, a la mayoría, y nos enseñaron una geografía muerta, fastidiosa, donde había que aprenderse la longitud de los ríos, la profundidad de los ríos, la altura de las montañas, cuáles son los principales picos de la Sierra de Mérida, los principales picos de la Cordillera Central, etcétera; cuáles son las zonas lluviosas, tropicales y una serie de términos que uno tenía que hacer fichas para aprendérselos.
Presidente Chávez: Vivienda, dentro de estas 1.704 viviendas que estamos entregando hoy, en los estados Aragua, Mérida, Monagas y Zulia, vamos a hacer un pase a Maracaibo, Maracaibo, allá está la ministra Isis Ochoa, está el comandante Arias Cárdenas, coordinador del órgano de vivienda en el Zulia, están Mario Isea, presidente del Banavih, Nohelí Pocaterra, dirigente de los pueblos indígenas, lidereza, hermana y compañera; y un grupo de familias beneficiarias, en la Ciudad Socialista Lossada.
Ampliar y adecuar el Sistema Eléctrico en la Región Occidental que agrupa los estados Barinas, Mérida, Táchira, Alto Apure, Trujillo y Zulia y la construcción de las siguientes obras: 45 Subestaciones, 4.044 km de Líneas de Transmisión, 7.096 km de Líneas de Distribución, 1.305 MVA en Distribución y 8654 MW en plantas de Generación.
Se establecerán tres regiones: Occidente, compuesta por los Estados Zulia, Mérida y Trujillo; Sur, compuesta por los Estados Amazonas y Apure; y Oriente, compuesta por los Estados Bolívar, Delta Amacuro, Monagas, Anzoátegui y Sucre.
Lucía Córdova: Usted decía al comienzo del Consejo de Ministros que hoy se entregan exactamente 1.704 nuevas viviendas en 4 entidades: Aragua, Mérida, Monagas y Zulia, y que con esta cantidad ya llega el gobierno Bolivariano en lo que va de año a 137.106 viviendas dignas y bellas decía usted.
Ah, pero eso está separado; de aquí para allá es Mérida y de allá para acá es Táchira. Muchas veces uno pasa de un estado a otro y siente la diferencia hasta en la carretera, el mantenimiento de la carretera, los colores de las matas que siembran a los lados, el peaje, hay un peaje por aquí pero por allá no hay peajes.
Pero como hasta la cara más perfecta y bonita, si no un lunar, ostenta una pequita, y como todo no ha de ser almíbar y pan tierno, voy, para poner remate á este artículo, á fruncir el entrecejo y levantar la palmeta del pedagogo, que bien merece Mérida un palmetazo, y recio.
Esas son las cosas producto de esa división, hasta ahora ha sido una división lo que hemos tenido, estamos actuando divididos, las mismas palabras lo dicen: “División político-territorial”, y nos metieron en la cabeza que de esa montaña para allá, no, no, eso no es conmigo, eso es Mérida; lo mismo pasa en Barinas, del río Portuguesa al norte del río Boconó eso es estado Portuguesa, eso no es conmigo ya.