Luis de Ávila y Zúñiga

Ávila y Zúñiga, Luis de

 
(1500-64) Historiador y militar español. Autor de la Crónica de la guerra de Alemania (1548).
Ejemplos ?
Luis de Ávila y Zúñiga nació en el año de 1504 en Plasencia (Cáceres) y falleció en esta misma ciudad en 1573. Marqués consorte de Mirabel, Comendador Mayor de la Orden de Alcántara e historiador español.
Luis es uno de los fieles servidores que hicieron la Relación del fallecimiento de Carlos V. Luis de Ávila y Zúñiga falleció en Plasencia en 1573 y fue enterrado en la Capilla de Nuestra Señora del Rosario, en el crucero a la parte del Evangelio, de la Iglesia de San Francisco Ferrer de Plasencia.
El Emperador Carlos V eligió el monasterio de Yuste, como su lugar de retiro de este mundo, a consejos de Luis de Ávila y Zúñiga.
Su madre, María de Ávila y Zúñiga, era hija de D. Luis de Ávila y Zúñiga, un amigo íntimo de Carlos V, y de María Zúñiga y Manuel, marquesa de Mirabel.
Este tomo contiene: Francisco de Moncada, Expedición de los catalanes y aragoneses contra turcos y griegos; Diego Hurtado de Mendoza, Guerra de Granada hecha por el rey Felipe II contra los moriscos de aquel reino; Luis del Mármol Carvajal, Historia de la rebelión y castigo de los moriscos del reino de Granada; Pedro Mexía, Relación de las Comunidades de Castilla; Luis de Ávila y Zúñiga, Comentario de la guerra de Alemania hecha por Carlos V; Gonzalo de Illescas, Jornada de Carlos V a Túnez; Francisco Manuel de Melo, Historia de los movimientos, separación y guerra de Cataluña en tiempos de Felipe IV.
Teresa de Zúñiga y Manrique de Castro (1502 - 1565), III duquesa de Béjar y Plasencia. Luis de Ávila y Zúñiga (1504 - 1573), maestre de la Orden de Alcántara, autor del "Comentario a la guerra de Alemania".
Uno de sus parientes, Luis de Ávila y Zúñiga se casó con su hija María y heredo, por derechos de consorte, el señorío y marquesado de Mirabel.
Su hija María, II marquesa de Mirabel, casada con Luis de Ávila y Zúñiga, comendador mayor de la Orden de Alcántara, fue su heredera.
Ya en las proximidades de Plasencia se transforma en un acueducto de sillería granítica y se dirige hasta la Fortaleza de Don Luis de Ávila y Zúñiga, cerca de la cual había un depósito desde donde se distribuía el agua a la ciudad hasta sus fuentes públicas.