Luis Jiménez de Asúa

Jiménez de Asúa, Luis

 
(1899-1970) Político y jurista español. Presidió la comisión redactora de la constitución republicana de 1931. Ha publicado diversas obras jurídicas, entre las que destacan El Derecho penal del Porvenir (1916), El estado de necesidad (1922), Al servicio del Derecho penal (1930).
Ejemplos ?
El primer atentado importante que cometieron fue el perpetrado el 12 de marzo contra el diputado socialista y “padre” de la Constitución de 1931 Luis Jiménez de Asúa, en el que éste resultó ileso pero su escolta, el policía Jesús Gisbert, murió.
Durante su carrera fue auxiliar docente no diplomado en las cátedras de Sebastán Soler y Eduardo Marquardt y en el Instituto de Derecho Penal y Criminología dirigido por Luis Jiménez de Asúa.
En el patio, Alcalá de Henares (1946) En la celda, Alcalá de Henares (1946) Preciosa y el aire (1951) Campo de prisioneros (1945-1955) Cuerda de presos (1953) El adiós (1953) El llanto (1953) La huida (1953) El hallazgo o la vida gris (1955) La madre (1958) Cola de carbón (racionamiento) (1962) Familia (1965) Fusilado (1965) Revuelta campesina (boceto) (1965) Campo de refugiados (1965) D. Claudio Sánchez-Albornoz (c.a. 1958) D. Luis Jiménez de Asúa (c.a. 1958) Nicolás Sánchez-Albornoz (1957) Manuel Lamana (c.a.
Su intervención concluyó con una advertencia: Luis Jiménez de Asúa intervino en el debate de la cuestión religiosa para negar que el proyecto de la Comisión fuera de “persecución a la Iglesia católica, de persecución a los católicos”, como habían proclamado los diversos portavoces de la derecha católica.
Nació en Rosario (provincia de Santa Fe) el 28 de diciembre de 1930. Fue discípulo del criminalista español y presidente de la República Española en el exilio, Luis Jiménez de Asúa.
Amplió su formación en el Instituto de Estudios Penales dirigido por Luis Jiménez de Asúa, a quien profesó una gran consideración y al que calificaba como su maestro.
Al tiempo que gestionaba la amnistía de presos antes citada y restablecía las relaciones con Cataluña anulando la suspensión del Estatuto, el estado de alarma que existía en el país le permitió encarcelar a la plana mayor de Falange Española por el atentado cometido por un falangista el 12 de marzo contra el Vicepresidente de las Cortes, Luis Jiménez de Asúa (en el que moriría solo su escolta).
Vincenzo Manzini define al dolo como la voluntad consciente y no coaccionada de ejecutar u omitir un hecho lesivo o peligroso para un interés legitimo de otro, del cual no se tiene la facultad de disposición conociendo o no que tal hecho esta reprimido por la ley. Luis Jiménez de Asúa dice que el dolo es la producción del resultado típicamente antijurídico con la conciencia de que se está quebrantando el deber, con conocimiento de las circunstancias de hecho y del curso esencial de la relación de causalidad existente entre las manifestaciones humanas y el cambio en el mundo exterior, con la voluntad de realizar la acción u con representación del resultado que se requiere.
Fueron varios los filósofos españoles que colaboraron al desarrollo de su especialidad en el país: José Ortega y Gasset (1883-1955), el penalista Luis Jiménez de Asúa, Manuel García Morente, que fue docente y científico en la Universidad de Tucumán, el pedagogo Lorenzo Luzuriaga, y el medievalista Claudio Sánchez Albornoz.
El socialista Luis Jiménez de Asúa, presidente de la Comisión de Constitución que redactó el proyecto de Constitución, afirmó en una de sus intervenciones ante el pleno de las Cortes Constituyentes, que la “cuestión religiosa” Durante la Segunda República Española se implantó por primera vez en la historia del constitucionalismo español un Estado laico, superando por fin la secular oposición clerical a que se introdujera cualquier medida secularizadora que pudiera poner en riesgo la “unidad católica” de España.
Estaba integrado por intelectuales, algunos de ellos procedentes como Azaña del Partido Reformista, como Ramón Pérez de Ayala o José Giral, y otros no como Luis Jiménez de Asúa, Luis Araquistain, Honorato de Castro o Martí y Jara.
En la Facultad de Derecho mostró especial predilección por la rama penal, y fue guiado en ella por el jurista y profesor Luis Jiménez de Asúa, quien le concedió el Premio Extraordinario en la asignatura de Penal.