Luis González Bravo

González Bravo, Luis

 
(1811-71) Político español. Al frente del Gobierno en 1868, trató de evitar la caída de Isabel II. Una reducción del presupuesto para la marina le enemistó con los almirantes. A todo ello se unía una fuerte crisis económica, lo que produjo que la revolución de septiembre le obligara a emigrar.
Ejemplos ?
1828: el militar argentino Juan Lavalle perpetra un golpe de Estado contra el gobernador federal Manuel Dorrego, y lo fusilará dos semanas después, reiniciando las Guerras civiles argentinas. 1843: en España, Luis González Bravo es nombrado presidente del gobierno.
Trabajó para el ministro de Gobernación y protector de Bécquer, Luis González Bravo; fue secretario particular del duque de la Torre en el Ministerio de Ultramar y del ministro también dramaturgo Adelardo López de Ayala hasta 1879, así como de los seis ministros que le sucedieron.
En abril de 1868 fallecío el general Narváez y la reina nombró para sustituirle al ultraconservador Luis González Bravo que siguió con la política autoritaria y represiva de su antecesor.
Muy poco antes de La Gloriosa de 1868 ocupó dos carteras ministeriales, por muy poco tiempo, la de Marina y la de Fomento en el Gobierno de Luis González Bravo.
Pero las maniobras de Luis González Bravo y del propio Narváez contra los progresistas, en especial contra Salustiano Olózaga, hicieron que éstos no tardaran en reclamar de Espartero, exiliado, el liderazgo de los liberales.
Dado el grave problema de seguridad pública que existía en el ámbito rural de España tras finalizar la Primera Guerra Carlista contra el pretendiente Borbón, el primer gobierno tras las regencias, de Luis González Bravo, cuyo ministro de la Gobernación era el marqués de Peñaflorida, dispuso en el año 1844 que se creara una fuerza armada de doble dependencia, al estilo de la gendarmería europea, creándose ésta por decreto de seguridad pública de 26 de enero.
El 15 de abril de 1844 cesa en sus cometidos al designarle el gobierno, presidido por Luis González Bravo, para la organización del primer cuerpo de seguridad pública que pretende implantarse en España a nivel nacional: la Guardia Civil.
En 1835 comenzó a escribir para El Español, un periódico dirigido por Andrés Borrego y en el que participaban líderes políticos de todo el arco liberal, desde el entonces exaltado Luis González Bravo hasta el moderado Donoso Cortés, aprovechando la recién estrenada libertad de imprenta.
Debió enfrentarse a las falsas acusaciones del moderado Luis González Bravo, en las que sostenía que había obtenido la disolución de las Cortes mediante el uso de la violencia e intimidación sobre la Reina.
Los liberales del reinado de Isabel II (1833-1868), escindidos entre el moderantismo (Martínez de la Rosa, Alejandro Mon, Ramón María Narváez, Luis González Bravo) y el liberalismo progresista (Juan Álvarez Mendizábal, Salustiano Olózaga, Baldomero Espartero, Pascual Madoz); hubo también partidos intermedios, como la Unión Liberal (Leopoldo O'Donnell).
Entre las causas que motivaron esta revuelta se encuentran la indiferencia del gobierno peninsular a las demandas de reforma política de los puertorriqueños, entonces (últimos años del reinado de Isabel II) ocupado por los moderados: Ramón María Narváez y Luis González Bravo.
Cada país firmó con España el traspaso de todos los derechos y obligaciones que ese país tenía en 1810 sobre los territorios que cada uno ocupaba al momento de la firma: Tratado de Reconocimiento, Paz y Amistad celebrado entre la Confederación Argentina y España del 21 de septiembre de 1863; y el Tratado de Paz y Amistad entre España y la República Chilena, celebrado el 25 de abril de 1844 y firmado en Madrid por el Presidente de España y también Ministro de Estado Luis González Bravo, plenipotenciario de la reina de España Isabel II de Borbón, y por el General José Manuel Borgoño, plenipotenciario del Presidente de Chile Manuel Bulnes.