Lucio Cornelio Cinna

Cinna, Lucio Cornelio (Lucius Cornelius Cinna)

 
(m. 84 a C) Político romano. Apoyó a Mario en su lucha contra Sila.
Ejemplos ?
fue elegido por Lucio Cornelio Cinna como colega consular, y empezaron a preparar la guerra en Grecia contra Sila, quien anunció su intención de volver a Italia.
Filipo no tuvo un papel activo durante la Primera Guerra Civil de la República de Roma, a pesar de su pertenencia al partido de Lucio Cornelio Sila, permaneció en Roma durante el tiempo de poder de Lucio Cornelio Cinna.
Confiado en un vaticinio de las sibilas que afirmaba que tres Cornelii serían gobernantes de Roma, Léntulo se creyó entonces el sucesor de Lucio Cornelio Sila y Lucio Cornelio Cinna.
Fausto Sila fue el mayor de los hijos supervivientes del dictador de Roma Lucio Cornelio Sila y su esposa Cecilia Metela, nacido en Grecia tras la huida de su madre del régimen de Lucio Cornelio Cinna en Roma.
Historia de la República romana tardía Guerras Mitridáticas Lucio Cornelio Sila Lucio Cornelio Cinna Cayo Mario Apiano Textos de Apiano sobre las guerras civiles: griego - francés, con introducción y comentarios en este idioma, en el de Philippe Remacle (1944 - 2011).
Descubre en las catacumbas a Cecilio, que ha vuelto en secreto a Roma para verla El oponente político de Silla es Lucio Cornelio Cinna, que ama a Celia, hermana de Silla.
Para colmo, sus legiones eran las llamadas fimbrianas, antaño reclutadas por Lucio Cornelio Cinna para combatir a Sila y especialmente levantiscas.
Ya en Roma el senado romano declaró enemigo de la República a Mario, y Sila embarcó hacia Grecia sin contratiempos. Lucio Cornelio Cinna un cónsul electo popular, ante la ausencia de Sila propició el retorno de Mario desde su exilio, y juntos marcharon sobre Roma, se hicieron nombrar cónsules y establecieron una sangrienta represión contra los optimates, pero tras unos pocos días en su cargo Mario murió.
Durante su consulado, Lucio Cornelio Cinna intentó obtener el poder para los populares incorporando nuevos ciudadanos italianos a las 35 tribus y Octavio se opuso vehementemente.
para colmo, sus legiones eran las llamadas fimbrianas, antaño reclutadas por Lucio Cornelio Cinna para combatir a Sila y especialmente levantiscas.
Tras la muerte del flamen Merula, quien fue elegido consul sufecto tras la expulsión de Lucio Cornelio Cinna, y quien, tras la restauración de la facción mariana, se suicidó en el santuario (87 a.
Ambos funerales sirvieron también para desafiar las leyes de Sila, pues en el sepelio de Julia se exhibieron las imágenes de Gayo Mario y del hijo que había tenido con ella y que también había luchado contra Sila: su difunto primo, Gayo Mario el Joven; y en el sepelio de Cornelia, la imagen de su padre Lucio Cornelio Cinna.