Lucena

Lucena

 
C. de la prov. española de Córdoba, cab. de p. j.; 32 054 h. Olivos, cereales y viñedos. Ind. alimentaria, fábricas de jabón, bodegas y artesanía tradicional.

Lucena

 
C. de Filipinas, en la isla de Luzón, cap. de la prov. de Quezón; 107 880 h.
Ejemplos ?
En el original su voz es interpretada por el comediante norteamericano Arnold Stang, mientras que en el doblaje latinoamericano es interpretado por Julio Lucena.
Su otra frase célebre era «¡Haz algo, Patán!», la mayoría de ellas en una traducción libre realizada por el actor de doblaje Julio Lucena quien dio voz al personaje.
La familia de los dueños de la quinta se componía de un matrimonio joven, un hermano del marido, dos primas que pasaban temporada allí, y otro huésped, mozo también, Juanito Lucena, recién llegado de París, hijo de un opulento banquero.
Mi familia se estableció más tarde en Lucena, provincia de Córdoba, centro floreciente de las academias y liceos judaicos, donde las ciencias y las artes se cultivaron con abundante fruto.
-¡Toma!, pus porque como el gachó es un vivo y sabe jasta latín, cuando se escurre lo jace de un mo que no hay medio de cogerlo; suponte tú que cuando empieza a platicarme de cosas de quereles, encomienza a decirme que él se está muriendo a chorros por una gachí que es el sol, que es la luna y que es una estrella, y cuando yo le pregunto que quién es esa iluminación, el mu charrán encomienza a decirme con los ojos y con la sonrisa y con toa la cara, que esa gachí soy yo; pero, en cambio, con la lengua me dice que es una señora que se acaba de mudar, u me dice, como la última vez, que es una que tiée en Lucena una fábrica de velones.
¡De los montes rondeños bien hayan las augustas soledades, y la tierra fructífera y amena que sirve de colchón y almohada a Jaén, a Sanlúcar y a Lucena o a Córdoba, a Sevilla y a Granada!
Francisco Javier de Riglos.—José Pereyra de Lucena.—Manuel Mantilla —Manuel de Lezica.—Manuel José Garda.—Mariano de Sarratea.—Juan José Cristobal de Anehorena.—José Maria Jevenes.— Carlos fosé Gomez.—Manuel de Andrés de Pinedo y Arroyo.—Dr.
a mi Batalla allandose en tiro sufrio los fuegos de Artilleria bien dírigidos pr el 3r Gefe y él comandte. de élla D. Felipe Pereyra Lucena qe. abanzaron intrepidamte.
CAMPIÑA ALTA: Aguilar de la Frontera, Baena, Benamejí, Cabra, Doña Mencía, Encinas Reales, Lucena, Montemayor, Montilla, Monturque, Moriles, Nueva Carteya, Palenciana, Puente Genil, Valenzuela.
Cuartel general de Manzanares, a 6 de julio de 1854.- El general en jefe del Ejército constitucional, Leopoldo O'Donnell, conde de Lucena.
Una de ellas, creyendo el asiento más alto, se sentó de golpe sobre un montón de tejas. Eran de las macizas y mejores de Lucena. Tres vimos rotas.
Oiga usté, amigo, ¿usté pa Ronda? -No, señó; pa Lucena. -Buena tierra y buenos velones; por cierto, que una vez por poquito si por mo de un velón tengo yo un enganche la mar de saborío con uno de Lucena en Cartagima.