Liu Shaoqi

Liu Shaoqi (Liu Saho-chi, Liu Shao-ch'i)

 
(1898-1974) Político comunista chino. Fue miembro del comité central y del politburó. Fue vicepresidente de la República y dirigió la delegación china en el XIX Congreso del PCUS. Fue presidente de la República Popular de China en 1959. En 1966 la Revolución Cultural lo acusó de revisionista.
Ejemplos ?
Tras el fracaso del Gran Salto Adelante, Mao se vio relegado en el aparato del Estado, cediendo el puesto de presidente de la República Popular China a Liu Shaoqi, y manteniendo sólo su cargo de presidente del Partido.
A mediados de los años 1960, Mao Zedong instruyó a los miembros de su círculo íntimo que organizaran una campaña contra la facción del Partido Comunista que apoyaba a Liu Shaoqi, el presidente oficial de China comunista.
En 1967 Liu Shaoqi había saqueado como el presidente de China, y se reemplazó por el títere pro-Mao Dong Biwu y Soong Ching-ling la viuda del primer presidente de China Sun Yat-sen.
El estado chino sufría mucho con los saqueos de sus oficiales y administradores, como Liu Shaoqi y el ex-secretario general del PCC Deng Xiaoping, ellos que fueron llamados derechistas.
Fue el último de los integrantes de la "Banda de los Cuatro" en fallecer. Mao Zedong Liu Shaoqi Zhou Enlai Revolución Cultural Banda de los Cuatro Hua Guofeng Deng Xiaoping
Sin embargo, su cercanía ideológica al entonces presidente de la República Popular Liu Shaoqi, lo convirtió en uno de los blancos de la Revolución Cultural, campaña de reafirmación ideológica impulsada por Mao, presidente del partido, para mantener el poder frente a los reformistas como Deng y Liu, quienes fueron acusados de derechistas y contrarrevolucionarios.
Durante estos años, el Presidente de la República Popular Liu Shaoqi y Deng Xiaoping comenzaron a aplicar reformas económicas invirtiendo las políticas del Gran Salto Adelante.
Como resultado del desastre del Gran Salto Adelante y el deterioro de las relaciones sino-soviéticas, algunos líderes chinos, entre ellos Liu Shaoqi y Deng Xiaoping decidieron que Mao debía ser depuesto como jefe del Estado, relegándole a una posición meramente simbólica y ceremonial.
Mao aceptó ceder la presidencia de la República Popular a Liu Shaoqi, mientras conservaba sus puestos como líder del partido y del ejército.
El dirigente comunista Peng Dehuai llegó a criticar abiertamente a Mao, y Liu Shaoqi y Deng Xiaoping, aunque más cautos, comenzaron a tomar las riendas de la política económica, dejando a Mao en un papel simbólico como referente ideológico.
Entre 1966 y 1969, alentado por seguidores como Lin Biao y su propia esposa Jiang Qing, promovió una nueva campaña de movilización social, la Revolución Cultural, con el objetivo, según Mao, de profundizar la construcción del socialismo e impedir la restauración capitalista; no obstante, hay quien considera que, en el fondo, el auténtico objetivo de la Revolución Cultural era apartar del poder a Liu Shaoqi, Presidente de la República Popular China, y Deng Xiaoping, secretario general del partido, que le habían apartado del poder efectivo tras el fracaso del Gran Salto Adelante.
Fue uno de los Cinco Grandes de la Guerra Civil en China junto a Mao Zedong, Liu Shaoqi, Zhou Enlai, y Zhu De y considerado como uno de los Ocho Inmortales del Partido Comunista de China.