Lisipo

Búsquedas relacionadas con Lisipo: Policleto

Lisipo (Lýsippos)

 
(370-310 a C) Escultor griego. Opuso a los cánones anatómicos de Policleto, los de su estatua Apoxiómenos, de proporciones mucho más esbeltas. Obras: Apoxiómenos, Ares Ludovisi, Mercurio sentado y Hércules Farnesio, entre otras. Se le atribuye la Venus de Médici.
Ejemplos ?
Alejandro Magno mandó a Lisipo erigir el llamado monumento del Gránico para honrar a los griegos caídos en la batalla homónima, además de entregar como trofeo trescientas armaduras persas al Partenón de Atenas.
C. Pero algunos autores han cuestionado que esta copia sea similar a la estatua realizada por Lisipo. Fue descubierto en 1849 en el barrio romano del Trastevere, y al año siguiente el arqueólogo alemán August Braun reconoció en la estatua una copia de un bronce de Lisipo citado por Plinio el Viejo en su obra Historia Natural: Este tipo fue famoso desde la antigüedad; según Plinio, la estatua fue consagrada por Agripa ante las termas que llevan su nombre.
La cabeza es pequeña y está girada de forma parecida a la del Doríforo de Policleto, obra que debió de tener influencia en la realización de esta estatua. Lisipo realiza esta obra estableciendo su propio cánon de belleza,en el cual estiliza la figura con 8 cabezas, dándole así un carácter más realista al retrato, aunque para algunos autores no aumenta a 8 cabezas, sino a 7 y media.
Sición alcanzó su cenit como centro artístico: sus escuelas de pintura alcanzaron fama por Eupompo, y atrajeron a los grandes maestros Pánfilo y Apeles. Su escultura alcanzó el máximo nivel con Lisipo y sus alumnos.
Había un buleuterion y un pórtico que había mandado construir Clístenes con el botín que obtuvo en la Primera Guerra Sagrada. En el ágora se hallaban también una estatua de Zeus de bronce obra de Lisipo y otra de Artemisa.
La obra se conserva en el Museo Pío-Clementino, en la Ciudad del Vaticano. Lisipo, junto con Praxíteles, Escopas, y Apeles, fue uno de los protagonistas absolutos del arte del tardío periodo clásico griego.
Erigió un espléndido porticus, y dos templos, uno dedicado a Júpiter y el otro a Juno, que fueron los primeros en Roma construidos de mármol; al frente de los cuales se colocó la estatua hecha por Lisipo de la batalla del Granico encargada por Alejandro el Grande y que Metelo había traído de Macedonia.
Fue muy valorada en su época. Prueba de ello es que Lisipo, un famoso escultor, hizo una estatua de bronce de ella. Además se encontró una cerámica con las cuatro primeras palabras de uno de sus poemas.
Con Lisipo la escultura se estiliza, pues alarga el canon de las esculturas y destaca la individualización realista en los retratos.
Violos y, al reconocerlos, mármol obediente al duro cincel de Lisipo, tanto no ya desmintió lo esculto como Píramo lo vivo, pendiente en un pie a lo grullo, sombra hecho de sí mismo, con facultades de bulto.
Cerca del ágora estaba el santuario de Apolo y estatuas de unas mujeres, de Heracles —está realizada por Lisipo— y de Hermes Agoreo.
Influyó en Lisipo y en la escultura helenística con sus representaciones de características dionisíacas (pasión, movimiento y violencia).