Linares

Linares

 
Mun. de la prov. española de Jaén, cab. de p. j.; 58 722 h. Centro comercial, industrial y minero (cobre, plomo).

Linares

 
C. de Chile, en el Valle Central; 69 656 h.
Ejemplos ?
Gabriel de Linares. Sebastián Rodríguez Bustamante. Presente fui a esta certificación y en fe lo signé. En testimonio de Verdad. Fermín de Asiayn.
Parece que los Santia-guinos han mandado a Talca trecientos hombres mas, y el dies del presente salieron numero considerable de tropas veteranas y algunos regimientos de Milicias, según se trasiende con resolucion de internarse a esta Provincia. antes de ayer salio una Conpañia de Dragones de la Concepcion para Linares mañana sale tante del mismo cuerpo.
tambien han salido para el quartel General intentado de Linares los Regimientos de Chillan y demas del Norte; el de Rere ha recivido ordenes para marchar dentro de tres dias y nosotros la esperamos igualmente muy breve.
Ibamos acompañados por casi toda la tribu del cacique Miguel Linares, Quichangerrú (zorra que se arrastra) Sargento Mayor de la Nación que iba al Chinchinal en persecución de unos indios ladrones, donde llegamos el 15 después de haber pasado por la laguna de Smill, Tetan-Gechaf, Pichiguion, Traru-Malal, Lonco-Uaca, Planeyeguem, paso Chocori, rincón de Curuzu Castre, Conchen-geyu, Isla de Choleachel, Huieque-reni, Teujenco, Malal Uaca, y Chilforo en una extensión de 120 leguas, siguiendo el Curso del río.
En ese momento entraron todos los demás indios y principió el parlamento, sirviendo de intérpretes el secretario de Shay-hueque que es un indio Valdiviano, y mi acompañante Linares.
Gabriel de Linares. Sebastián Rodríguez Bustamante. Ante mí, Fermín de Asiayn. Escribano de Cabildo. Los jueces Oficiales Reales de la Real Hacienda de la Ciudad de Santiago de Guayaquil del Pirú, certificamos que Lorenzo de Bances León, en conformidad del auto de arriba, dio las fianzas que se le mandan por este Titulo y Provisión a nuestra satisfacción, de que pagará el tercio de los cuatro mil pesos en que se avaluaron los oficios de Escribano Público y Cabildo, Minas y Registros de la dicha Ciudad, para cuyo efecto se le dio el dicho titulo, e hizo la dicha fianza Pedro Ruiz de Eguino, y pasó ante Fermín de Asiayn, hoy dicho días, y para que de ello conste dimos la presente en trece días del mes de Julio de seiscientos y treinta y cuatro años.
Francisco de Borja Orihuela, diputado por Curicó. Antonio del Castillo, diputado por Curicó. Ignacio Molina, diputado por Linares. Fernando Urízar, diputado por Linares.
Sea obedecida la orden poner tejas en las Casas de algunos Vecinos y los Conventos de la Ciudad como lo estipulan las Ordenanzas.- Y, luego, propuso el Procurador General que este Cabildo es patrón del Hospital de esta Ciudad, que hoy se está fabricando con costa de más de diez mil pesos, y que por estar la Ciudad llena de paja y bijao con que será mas fácil se queme todo y se pierda y, especialmente, las casas de Ana de Vera, Blas de Vera, Joan Suarez de Solís y el Tesorero Gabriel de Linares, y que esto se dé en remediar.
Don Francisco de Cassaus Lasso. Diego Muñoz de Angulo. Francisco Díaz Bravo. Don Juan de Linares. Don Jorge de Ribera. Ante mí, Lorenzo den Bances León.
En la Ciudad de Santiago de Guayaquil, en doce de Julio de mil y seiscientos y setenta y dos anos, se juntaron a Cabildo los Señores Justicia y Regimiento de esta Ciudad, es a saber: el Señor General Don Antonia de Paz Duque de Estrada, Caballero del Orden de Alcántara, Corregidor y Justicia Mayor; el Comisario General de la Caballería Don Diego de Noboa Feixo, Alcalde Ordinario; Don Diego de Osorno del Castro, Alcalde Ordinario; Don Lorenzo de Sotomayor y Aller, Alguacil Mayor; Don Juan de Linares y Valdez...
Y, habiéndolo entendido este Cabildo, dijeron que se notifique a los dichos Tesorero Gabriel de Linares, Blas de Vera, Ana de Vera y Juan Suarez de Solís, cobijen sus casas de teja dentro de dos meses de la notificación, con apercibimiento que se les descobijaran a su costa y no se dejaran cubrirlas de paja ni bijao, so pena de cincuenta pesos para la dicha fabrica, en que, desde luego, les condena este Cabildo, no cobijando de teja.
Entre los heridos están el teniente de navío don Antonio López Cerón y alférez de navío don Angel Carrasco, y faltan el capitán de Infantería de Marina don Higínio Rodríguez, al que creo mató un proyectil, el alférez de navío don Francisco Linares, el segundo médico don Julio Díaz del Río, el maquinista mayor de primera clase don Juan Montero y el de segunda don José Melgares, cuyo cadáver salió a la playa.