Liga Hanseática

Liga Hanseática

 
V. Hansa.
Ejemplos ?
Tallin experimentó un rápido crecimiento económico al convertirse en un puerto clave de la Liga Hanseática entre Nóvgorod y Occidente.
El norte de Letonia también tiene vínculos históricos con la Liga Hanseática. También se ha acuñado la solución de compromiso "Europa nororiental".
A medida que la influencia de la Liga Hanseática se desvanecía, Riga se convirtió en el objetivo de las aspiraciones militares extranjeras, por razones políticas, religiosas y económicas.
Debido al empeoramiento de las relaciones comerciales de Suecia con la Liga Hanseática, está liderada por el gobierno de la ciudad de Lübeck; le declaró la guerra a Dinamarca en 1510, lo que obligó a Juan a abandonar su campaña en Suecia y centrarse en una campaña contra la Liga, la cual fue bastante satisfactoria, definiéndose en varias victorias danesas, las que conllevaron a un tratado de paz en 1512.
Fuera de eso, a partir de Cristián I de Dinamarca las relaciones entre la Unión de Kalmar y el Sacro Imperio se acercaron, apoyando los segundos incluso la anexión de Holstein al reino de Dinamarca. Liga Hanseática: Las relaciones comerciales del Báltico influyeron mucho la diplomacia durante estos siglos.
Los reinos de Noruega y Dinamarca, con el apoyo de la Liga Hanseática, quedaban entonces unidos bajo el reinado de Olaf y la regencia de su madre En 1387, la muerte prematura del joven Olaf, quien tan solo tenía 17 años, desemboca en una situación tensa en ambos países que quedan sin gobernantes.
Tiene un área de 307,17 km² y se encuentra entre 1 y 10 metros sobre el nivel del mar, en una llanura plana y arenosa. Riga fue fundada en 1201 y es un ex miembro de la Liga Hanseática.
Además, su disposición a las pretensiones de Holstein y de la Liga Hanseática le hizo impopular en Dinamarca también, lo que le obligó a afincarse en la isla de Gotland.
Ya posteriormente a su inclusión en la Liga Hanseática, la clase alta alemana es la que se encargaba de elegir al representante del consejo de la ciudad.
Tras estas muestras de genio diplomático, volvió a demostrar sus pocas habilidades militares enfrentándose navalmente a la Liga Hanseática para establecer la potencia naval vikinga sobre el mar Báltico.
Brill, 2007 La hegemonía alemana se estableció en los países bálticos duraría los siguientes siete siglos. En 1282 Riga se convierte en miembro de la Liga Hanseática.
En esta ocasión, la Liga Hanseática se alió con los rebeldes suecos, ya que estaban descontentos con los daneses por el fortalecimiento de su comercio con los holandeses en detrimento del comercio con ellos.