Lerins

Lerins

 
Grupo de islas de Francia, en el Mediterráneo, departamento de los Alpes Marítimos. Lo forman las islas San Honorato y Santa Margarita y varios islotes.
Ejemplos ?
Los autores, con rara unanimidad, afirman que Genadio fue semipelagiano, apoyándose en las alabanzas desorbitadas, sin sombra de reparos, a escritores semipelagianos como Vicente de Lerins o Fausto de Riez, mientras que evita el elogio a Próspero de Aquitania, por impugnar las Colaciones de Casiano.
Si no fue el creador de los monasterios en Galia, (ya que Honorato de Arlés fundó, antes, la abadía de Lerins cerca del 410 o San Martín de Tours en el norte, la abadía de Saint-Martin Ligugé, cerca de Poitiers (361) o la abadía de Marmoutier, cerca de Tours en 372), es sin embargo la de San Víctor, la primera abadía fundada en zona urbana.
En consecuencia, tampoco ha sido posible una nueva declaración absolutamente definitiva del dogma ortodoxo, pues no la han considerado necesaria, siguiendo a San Vicente de Lerins: "Aceptamos y creemos que la Iglesia creyó siempre, en cualquier lugar y por todos sin ningún cambio".
Después, habiendo sido elevados muchos monjes desde la soledad del claustro a la dignidad del episcopado, conservaron los hábitos y el modo de vivir de sus monasterios. Se citan como ejemplo San Martín, obispo de Tours, Fausto, abad de Lerins, y San Germán de Auxerre.
Además, las Instucciones de San Eucherio, monje benedictino de Lerins (Francia), el Prefacio y la Vía Regia de Smaragdo, abad de Saint Mihiel en Tréveris, dirigida a Carlomagno.
Pese a que era un joven rico e instruido prefirió dedicarse a la vida religiosa, entrando en el monasterio cisterciense de Lerins, que había sido fundado por san Honorato de Arlés.
La vida de los discípulos de San Martín y de los solitarios de Lerins había inspirado en las Galias gran veneración hacia los monjes y hacia su profesión.
El concilio se pronunció contra los que, como Juan Casiano de Marsella, Vicente de Lerins y Fausto de Riez, daban un papel más importante al libre albedrío.
Las primeras de estas escuelas monásticas tenían más de ascéticas y espirituales que de teológicas o escriturísticas; pero precisamente eran esas las cualidades que llevaron a los monjes educados en la escuela monástica de Lerins a ser nombrados obispos.
La mayoría de la antigua actividad, especialmente de protección, fue en las islas de Lerins y la historia de Cannes es la historia de las islas.
Después fue a Roma y puso la abadía bajo la protección de San Pedro y a su vuelta, pasó por el monasterio de Lerins, en la Provenza.
Al mismo tiempo que la abadía se ensanchaba materialmente, se fortificaba en lo espiritual gracias a Mummolus, el ardiente lector en 679, a Aigulfo que había traído el cuerpo de san Benito y que llamado en 661 a dirigir el convento de Lerins, pereció víctima de su celo; gracias también a Magullo, abad de Fleury, alabado mucho por Aleuino, que creó una sala de lectura para los hermanos y dedicó un altar a san Benito.