Las Brañas

Brañas, Las

 
Comarca asturiana situada en la zona más montañosa de la región.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Ejemplos ?
Los núcleos más numerosos se encuentran en el suroeste de Asturias, sobre todo en el concejo de Somiedo formando parte del paisaje de las brañas.
Los emplazamientos de las brañas responden a una serie de condiciones a tener en cuenta: es preciso que haya agua ya sea como regatu o como fuente.
Salían de esta localidad en grupos o cuadrillas en el mes de mayo para dirigirse a las brañas o aldeas que habían solicitado su faena; regresaban al hogar en el mes de septiembre.
Pasó su infancia con sus abuelos en Cabuérniga y de niño trabajó como ayudante de pastor (sarruján) en las brañas de la Mancomunidad Campoo-Cabuérniga, según contaba el propio escritor.
de la N-634. Las brañas están muy relacionadas con la cultura de los vaqueiros de alzada, que todos los años dejaban sus casas, situadas en zonas bajas, y se dirigían a las brañas, donde tenían sus viviendas de verano, regresando de nuevo en otoño.
El pueblo conecta con una pista de tierra que lleva al puerto de Cienfuegos y a las brañas del Cuadro, ya perteneciente al vecino valle de Fornela (Forniella en el dialecto leonés del valle vecino) en el actual municipio de Peranzanes.
El corte periódico de matorrales de escoba supone un beneficio ecológico favorable a las brañas o praderíos pues de lo contrario esta planta las invadiría de manera endémica.
l conjunto megalítico de Los Lagos se encuentra en las brañas del mismo nombre, a 1.730 msnm en la Sierra de Híjar, Hermandad de Campoo de Suso.
Llevaban consigo las herramientas necesarias para la fabricación de las tejas que se producía en el mismo lugar donde tenían el pedido. La gente de las aldeas o de las brañas ayudaba cortando el vegetal para la combustión en el horno y llevaban el barro necesario.
La revolución de los transportes ha afectado, lógicamente, a este viaje entre las brañas, que ahora se hace con medios motorizados, subiendo y bajando el ganado y los enseres con camiones, en vez de formar esas procesiones en las que antaño las familias enteras con sus enseres practicaban la trashumancia.
Gaspar Melchor de Jovellanos definió a los habitantes de las brañas como “vaqueiros” porque vivían de la cría de ganado vacuno, y “de alzada” porque su asiento no es fijo, sino que “alzan” su morada y residencia para emigrar anualmente, al llegar la primavera, con sus familias y ganados a los altos pastos.
En el mes de mayo, la familia vaqueira deja el pueblo de invierno y se desplaza, junto a su ganado, a las brañas y los pueblos de verano, en las zonas de pasto de los puertos de montaña, donde permanecen hasta el mes de octubre.