La Vera

Vera, La

 
Comarca de España, en el NE de la prov. de Cáceres, entre el río Tiétar (S) y la sierra de Gredos (N). Pimientos, naranjos, limoneros, vid, moreras, etc. Su centro principal es Jarandilla de la Vera.
Ejemplos ?
Por ca rosal que nace, nacen catorse mil arcasiles. Su jembra de usté es la que debe estar en la gloria estando a la vera de usté.
Por encontrarse situado a la vera del camino de herradura que une a Chacras con Palmales, quienes afectados por el aislamiento que padecían, buscan una ruta que permita la movilización de las cosechas y provisiones de pueblos como Zapotillo, Mercadillo, Catacocha, Alamor y los sitios aledaños.
Quebrada Seca es un lugar histórico, porque fue teatro de un combate entre tropas peruanas y ecuatorianas el 23 de Julio de 1.941. PALMALES Está situado a la vera del camino de herradura que une a Santa Rosa con Alamor y Célica, por el Puyango.
Hacia la vera de las ciudades ilesas del ultraje, llegaba una figura humana agotada, triste, malferida, exhausta, extenuada por el hambre y la miseria, las plagas y las enfermedades, pero con el orgullo intacto, con una ecuatorianidad sentida, maldiciendo la impotencia y venciendo el destino de no someterse al invasor: era el refugiado orense, que luego se paseaba las ciudades y se lo encontraba ya en la acera de la calle, en las plazas y parques, con una figura bravía, aunque haraposa.
Yo pan-americanicé con un vago temor y con muy poca fe en la tierra de los diamantes y la dicha tropical. Me encantó ver la vera machicha, mas encontré también un gran núcleo cordial de almas llenas de amor, de ensueños, de ideal.
-Güeno, pos siendo asín, se te servirá, hombre, se te servirá, repúsole Manolo sonriendo con marcadísima ironía, e incorporándose añadió al par que le colocaba una mano sobre el hombro: -Y ahora, dime: ¿aónde vive esa jembra tan rebonita? -Pos ahí, casi a la vera, dos casas más abajo de aonde vive Dolores la Quinquillera.
Por no separarme de la vera de usté, yo, que quiero a mi Paco más de lo que yo creía, estoy aquí, y de aquí no me mueve un terremoto.
Resulta de que yo, como decía, tengo un güerto de carro y medio de tierra a la vera de la casa, y de que ese güerto tiene una paré que le cierra sobre sí.
-Compare, pos tenga usté la seguriá de que lo tiraba a usté ar pozo. ¿Y es pa eso pa lo que me ha traío usté a la vera del de Lágrima?
¿Qué edá dices tú que tiée Pepilla la Picarona? -Me parece a mí que debe andar pisando cuasi er dos con un cerito a la vera. -¿Y la estatura?
Mañana a la última hora del día os aguardo más allá de las ruinas del convento de benedictinos a la vera del encinar que costea el camino del puerto.
Álvarez, o Fonseca, más apasionado, había llegado al extremo de querer conocer la vera effigies de su amigo; y quedaron, no sin contestarse por escrito la parte casi ridícula de esta debilidad, quedaron en enviarse mutuamente su retrato con la misma fecha...