La Oliva

Oliva, La

 
Mun. de la prov. española de Las Palmas; 9 547 h.
Ejemplos ?
17 Que si algunas de las ramas fueron quebradas, y tú, siendo acebuche, has sido ingerido en lugar de ellas, y has sido hecho participante de la raíz y de la grosura de la oliva; 18 No te jactes contra las ramas; y si te jactas, sabe que no sustentas tú á la raíz, sino la raíz á ti.
Ya siete veces el Abril rïente de verdes hojas coronó las plantas y de pintadas flores, y otras tantas cubrió de nieve el suelo tristemente el frío primogénito del año, y aún gimo y lucho con el mal extraño que mi cuitada juventud devora; cual mísero doliente, a quien lento veneno dio en su tierna niñez mano traidora, por largos años fallecer se siente, tal agonizó y sin descanso peno, y en vano, oh Diosa, tu favor invoco; cual dura, apenas viva, luz a quien va faltando poco a poco el licor de la oliva, y cada instante la mirada espera que ya del todo muera, yo así, en mal tan extremo, en cada día el de mi muerte temo.
El oráculo respondió que la oliva significaba a Minerva, y el agua a Neptuno, y que estaba en manos de los ciudadanos el llamar aquella ciudad con el nombre que quisiesen de aquellos dos dioses, cuyas insignias eran aquéllas.
7 Y como se lo dijesen á Jotham, fué y púsose en la cumbre del monte de Gerizim, y alzando su voz clamó, y díjoles: Oidme, varones de Sichêm; que Dios os oiga. 8 Fueron los árboles á elegir rey sobre sí, y dijeron á la oliva: Reina sobre nosotros.
Aunque desde la ardiente constelación de la perra de Icario el sol hienda la tierra con sus rayos abrasadores, los campos Pelignos son regados por cien venas cristalinas, y la fresca hierba tapiza el fecundo suelo. Tierra fértil en espigas, y aun más fértil en racimos, amén de producir alguno de sus campos la oliva consagrada a Palas.
Cegado el manantial de tu saliva, hijo de la paloma, nieto del ruiseñor y de la oliva: serás, mientras la tierra vaya y vuelva, esposo siempre de la siempreviva, estiércol padre de la madreselva.
Cada año te consagraré dos copas llenas de espumosa leche recién ordeñada y otras dos del pingüe zumo de la oliva, y alegrando sobre todo los festines con el mucho beber, al amor de la lumbre, si en invierno, y a la sombra, si en verano, echaré con profusión en las copas los vinos del Arviso, nuevo néctar.
La realidad es que muches compañeres trabajan o han trabajado eventualmente en vendimias, cosecha de la oliva y otros trabajos temporeros como medio de supervivencia y que en Andalucía, sean cuales sean las tendencias, aún quedan medio millón de jornaleros del campo.
Rodó del despotismo la espada ensangrentada, cesaron las discordias de muerte y destrucción, y en medio de laureles la oliva suspirada se viera dominando los campos de Morón!
El corazón lozano que una feliz oscuridad desdeña, que en el azar sangriento del combate alborozado late, y codicioso de poder o fama, nobles peligros ama; baldón estime sólo y vituperio el prez que de la patria no reciba, la libertad más dulce que el imperio, y más hermosa que el laurel la oliva.
Cuándo se fundó, la ciudad de Atenas, y la razón que da Varrón de su nombre Para explicar que se llamase Atenas, que es nombre efectivamente tomado de Minerva, la cual en griego se llama Atena, apunta Varrón esta causa: habiéndose descubierto allí de improviso el árbol de la oliva, y habiendo brotado en otra parte el agua, turbado el rey con estos prodigios, envió a consultar a Apolo Délfico qué debía entenderse por aquellos fenómenos, o qué se había de hacer.
Y que le instituyesen estos juegos, el mismo lo advirtió con su oráculo; pero en la tierra de Atenas el primero que le dedicó juegos fue el rey Erictonio (Y no sólo a él, sino también a Minerva), en los cuales a los vencedores les daban por premio aceite, porque dicen que Minerva fue la inventora y descubridora del fruto de la oliva, así como Liber del vino.