La Giralda

Giralda, La

 
Alminar de la mezquita mayor del califa Abu-Yacub (1163-84) en Sevilla.
Ejemplos ?
Hasta 1942 fue pianista itinerante entre Uruguay y Argentina, alternando entre la orquesta del café La Giralda, en Montevideo, como pianista y director de una orquesta en el café-concierto de Mercedes, Teatro Albéniz de Montevideo y Teatro del Pueblo de Buenos Aires.
En ella debía erigirse una gran mezquita con cuatrocientas columnas para superar a la Giralda de Sevilla y a la Koutoubia de Marrakech, pero las obras fueron detenidas tras su muerte en 1199.
Música para un jardín (1957) A la busca del más allá (1976) Palillos y panderetas (1982) Orquesta de cuerdas Zarabanda lejana y Villancico (1927-1930) Dos piezas caballerescas (1945) Piano Concierto heroico (1943) Cello Concierto en modo galante (1949) Concierto como un divertimento (1981) Guitarra Concierto de Aranjuez (1939) Fantasía para un gentilhombre (1954) Concierto Andaluz (1967) para cuatro guitarras y orquesta Concierto madrigal (1968) para dos guitarras y orquesta Concierto para una fiesta (1982) Violín Cançoneta para violín y orquesta de cuerda (1923) Concierto de estío (1944) Arpa Concierto serenata (1954), para arpa y orquesta Sones en la Giralda (Fantasía sevillana) (1963)...
a mezquita Kutubía, Koutoubia o Kutubiya (جامع الكتبية) es uno de los monumentos más representativos de la ciudad de Marrakech (Marruecos). Su alminar es el modelo de los de las mezquitas de Rabat, con la Torre Hasan, y de Sevilla (España), con la Giralda.
Ejemplos clásicos de este movimiento son la Torre del Oro y la Giralda, ambas en Sevilla, la torre de Espantaperros en Badajoz, la mezquita Kutubiyya de Marrakech o la Torre Hasan en Rabat.
Entre los primeros se destacan, El Foro en la esquina con la calle Uruguay; en el 1453; La Giralda, reconocido por preparar buen chocolate con churros, que puede tomarse en sus mesas de madera y mármol.
Se encuentran en las cercanías de esta: Defensoría de Niños (Comuna 1) Consulado de Dinamarca Plaza de las Américas Palacio de Tribunales Colegio Público de Abogados de la Capital Federa (CPACF) Jardin Materno Infantil Colegio de Abogados Centro Educativo de Nivel Primario N°02 Universidad del Museo Social Argentino Universidad Maimónides Centro Cultural General San Martín Teatro Municipal General San Martín Club del Progreso Centro Cultural de Cooperación Floreal Gorini Teatro Apolo Los Bares Notables: La Giralda y El Gato Negro Casas de las provincias de San Juan y Santa Fe Archivo:Uruguay (hall, 1931).jpg Decoración original del entrepiso y boletería Archivo:Acceso Est.
«Al hallarse bajo aquellos naranjos, se siente una calma benéfica, a la que la perspectiva que se presenta añade una impresión religiosa. «El primer objeto que llama la atención, estando en el patio, es la Giralda que le domina.
Admirarás del rio en la ribera pintados bosques de carmin y gualda que viven en eterna primavera; Y de la sierra hasta la oscura falda verás tenderse la feraz campiña desde el alto balcon de la Giralda.
Halla a cada paso amigos, halla intereses y deudos: No se para, corre, corre, que tiene en Sevilla puesto su afán, y hasta que descubra la Giralda, no hay sosiego.
II Anunciación de los Reyes, bien lunada y mal vestida, abre la puerta al lucero que por la calle venía. El Arcángel San Gabriel, entre azucena y sonrisa, bisnieto de la Giralda, se acercaba de visita.
Paróse frente a una reja de la calle de las Armas, donde ya era casi inútil, porque casi agonizaba, la luz de una triste imagen de la Virgen de las Ansias, y, con fiero desenfado, después de apagar la lámpara, mandó preludiar un aire, y así cantó con voz clara: «Sevilla, por ser en todo »madre de las esperanzas, »desde el patio de la Cárcel »permite ver la Giralda; »y yo, constante cautivo, »en la noche más cerrada, »contemplo tus bellos ojos »desde el fondo de su alma.» Tosido de hembra se escucha...