Ejemplos ?
Tras la muerte del dictador Francisco Franco, y en parte por la dificultad de explicar fuera del País Vasco esa referencia a ETA, la LCR suprimió el añadido en 1976 y se dividió, de manera que en el resto de España se denominó desde entonces LCR, mientras que en el País Vasco y Navarra se constituyó de forma autónoma con el nombre de Liga Komunista Iraultzailea (LKI).
LKI rechazó tanto la Constitución española de 1978 como el Estatuto de Autonomía del País Vasco de 1979, y además se opuso a la permanencia de España en la OTAN en el referéndum de 1986.
La primera asamblea de LKI, tuvo lugar en Aránzazu, en 1977, aún en la clandestinidad, y acabó con la detención de todos los asambleístas (unos 150).
Cinco meses después, en marzo de 1991, LKI y EMK decidieron fusionarse, dando lugar a Zutik en el País Vasco y a Batzarre en Navarra.
Uno de los militantes de LKI en esos años fue Germán Rodríguez, que resultó muerto en Pamplona en los incidentes de los Sanfermines de 1978.
Aunque LKI y EMK eran organizaciones soberanas y ya sin vínculo federal con las respectivas organizaciones homólogas estatales (EMK desde 1983 y LKI desde 1988), esta convergencia influyó decisivamente en el proceso paralelo de unificación entre la Liga Comunista Revolucionaria y el Movimiento Comunista, formándose Izquierda Alternativa; pero la fusión en este caso no prosperó.
A partir de entonces LKI y EMK acercarían posturas con Herri Batasuna (HB) en cuanto a su rechazo de la represión y la solidaridad con presos y refugiados de ETA, llegando a darle su apoyo electoral en varias ocasiones.
En las elecciones al Parlamento Vasco de 1990 LKI y EMK se presentaron en coalición, si bien hicieron campaña electoral pidiendo el voto para HB.
Con los años surgirían dentro de ETA diversas corrientes “obreristas”, partidarias de dar prioridad a la lucha política y al apoyo al movimiento obrero frente a la lucha armada mediante alianzas con las organizaciones obreras de ámbito estatal y dando primacía a las ideas marxistas frente al nacionalismo vasco en mayor o menor medida; estas corrientes irían abandonado la banda en sus diversas Asambleas, formando o integrándose en partidos políticos de ideología comunista o socialista, como LAIA, LKI, EMK, ORT y PCE-EPK, entre otros.
Herri Batasuna se convertiría durante la década de 1980 en el partido referente de la izquierda abertzale, concitando el respaldo de EMK y LKI, dos partidos vascos de extrema izquierda que apoyaron a HB en diversas convocatorias electorales, así como de otros movimientos políticos de extrema izquierda y/o soberanistas de España; lo que le llevó en 1987 a conseguir las mayores cotas de expresión política.
La creación en enero de 1978 del Consejo General Vasco, órgano preautonómico del País Vasco que incluía los territorios de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa pero excluía Navarra, hizo que la Mesa de Alsasua presentara una alternativa sobre la territorialidad que también cosechó la adhesión de los extraparlamentarios Partido Carlista de Euskalherria, Organización Comunista de España (Bandera Roja) (OCE-BR) y Liga Komunista Iraultzailea (LKI).
Por su parte, Herri Batasuna, junto con EMK y LKI, propugnaría la abstención, que alcanzó el 41,14% pero fue inferior a la registrada en las elecciones municipales.