Lérida

Lérida

 
V. Lleida.
Traducciones

Lérida

Lleida

Lérida

SFLerida
Ejemplos ?
A estos tres tramos se les suma una red complementaria, cuyas cabeceras principales son Aranjuez, con una bifurcación hacia Valencia; Collado Villalba, hacia Segovia y Burgos; y la propia capital, con un tramo hacia Soria y Logroño, otro hacia Toledo y Puertollano (Ciudad Real) y otro hacia Talavera de la Reina (Toledo) y Cáceres.;Alta velocidad Desde la ciudad de Madrid parten todos los ejes de red de alta velocidad (AVE) que se encuentran actualmente en funcionamiento en España: el de Madrid-Córdoba-Sevilla, el de Madrid-Córdoba-Málaga, el de Madrid-Zaragoza-Lérida-Tarragona-Barcelona...
En mayo se fue con Fernande Olivier a Barcelona, donde la presentó a amigos y parientes, y luego durante el verano a Gósol, en Lérida, donde entró de nuevo en contacto con el primitivismo esencial de la cultura popular, y pintó escenas de baños y desnudos vistos desde un exquisito dominio del rojo; esta paleta rojiza de Gósol refleja una preocupación por el modelado de los volúmenes, y un retorno a las raíces de un mediterráneo arcaico.
1084: El Cid, al mando del ejército de la Taifa de Zaragoza, vence a la coalición del rey Al-Mundir de Lérida y Sancho Ramírez de Aragón en la Batalla de Morella.
-Eso estaría más de acuerdo con su gran barriga -replicó el de cazadores-; pero, amigo, es que el guarda un tesoro que no merece poseer. Lérida -prosiguió el mismo-, más gloria y placer hay en esta conquista que en la de la plaza de Gibraltar.
(1965) = La rosa (1959) Memorias, entendimientos y voluntades (1993) = Viaje a la Alcarria (1948) Ávila (1952) Del Miño al Bidasoa (1952) Judíos, moros y cristianos (1956) Primer viaje andaluz (1959)Viaje al Pirineo de Lérida (1965).
139 Los fuertes Metellos allí se mostravan, sepulcro rabioso de cartageneses; allí relumbravan los claros arneses de aquellos Camilos que a Françia bastavan; los dos compañeros acordes estavan Petreo e Afraneo, vedando con saña la gente de Çésar entrar en España, segunt que de Lérida lo porfiavan.
Era ya la quinta campaña la que iva á comenzar en 1646 el Marqués de Leganés, y era el famoso Duque de Arcurt el General enemigo contra quien se había de señalar. Lérida era entonces el tropiezo de la gloria de ambos Capitanes, como lo había sido en otros tiempos de la de Cesar y de los Legados de Pompeyo; á la vista de esta plaza, que padecía siete meses de asedio, fue atacado por los Españoles el Francés, y desalojado de sus lineas y atrincheramientos, con pérdida de la artillería, municiones, víveres, y bagage.
Eso no me lo pidas.» La chispa que cruzaba por las pupilas del muchacho era expresiva; para quien conociese el lenguaje del alma al través de los ojos, decía a voces: «Tú transigirás, tú no tendrás remedio; me quieres demasiado para negarte mucho tiempo ya.» A la vez, en la mente de ella, había otro cálculo; porque el amor también calcula, como si fuese logrero o comerciante: «¿En qué ha de parar un amor como el mío, sino en boda? Nos uniremos, nos iremos a Lérida, viviremos felices.
Viendo -añadió por último el español- con tanta claridad el dedo de Dios, que le castigaba con tan espantosa catástrofe, fuera de sí de dolor por haber causado con su criminal pasión la muerte de su amigo D. Ramiro de Lérida, sólo vio dos alternativas: morir o hacer penitencia.
En Andalucía, Almería, Cádiz, Córdova, Granada, Huelva, Jaen, Málaga y Sevilla. En el principado de Cataluña, Barcelona, Gerona, Lérida y Tarragona.
El territorio de Cataluña como Comunidad Autónoma es el de las comarcas comprendidas en las provincias de Barcelona, Gerona, Lérida y Tarragona en el momento de promulgarse el presente Estatuto.
Al verle, quiso, haciendo el distraído, echar por otro lado. Mas el teniente se apresuró a unírsele, diciéndole: -¡Cuánto me alegro de verte, Lérida!