Kurt Schuschnigg

Schuschnigg, Kurt

 
(1897-1977) Político austríaco. Fue canciller de la República en 1934, derrocado por Hitler en 1938.
Ejemplos ?
Kurt Schuschnigg o von Schuschnigg (Riva del Garda, entonces parte del Imperio austrohúngaro, 14 de diciembre de 1897-Mutters, cerca de Innsbruck, 18 de noviembre de 1977) fue un político austríaco, que en 1934 sucedió a Engelbert Dollfuss como canciller de Austria -en ese momento bajo un régimen de gobierno autoritario- tras el asesinato de éste.
Lightbody, 2006:29 Durante 1937, Hitler estuvo ocupado nazificando el Ejército y la economía, pero al iniciarse 1938 empezó a presionar al Canciller austríaco Kurt Schuschnigg para que renunciara.
En el caso de la anexión de Austria a Alemania (Anschluss) en marzo de 1938, Gran Bretaña y Francia tampoco protestaron por las violentas presiones y amenazas de Hitler al gobierno austriaco de Kurt Schuschnigg y permitieron la anexión pese a que también el Tratado de Versalles había prohibido expresamente tal unión política austro-alemana.
El nuevo canciller, Kurt Schuschnigg, insistió en proseguir el sistema político de Dollfuss, manteniendo una dictadura nacionalista, fascista e impidiendo toda opción política que propugnase la anexión a Alemania, para lo cual contó con el apoyo tácito de políticos socialistas y católicos, que juzgaron al austrofascismo como un mal mucho menor que el nazismo alemán.
En este contexto de disturbios sociales, el canciller Kurt Schuschnigg fue convocado a una reunión con Hitler en el " Nido del Águila ", en Berchtesgaden, el 12 de febrero de 1938, fecha en que la actividad terrorista nazi en Austria alcanzaba un nivel insoportable para la república alpina.
No obstante, un nuevo mensaje alteró el curso de los acontecimientos, pues a las 15:30 Hitler envió otro ultimátum a Miklas exigiendo nada menos que se destituyera a Kurt Schuschnigg como canciller y se nombrara en su lugar al nazi austríaco Seyss-Inquart.
A las 19:00, Von Schuschnigg declaró que iba a anunciar públicamente su dimisión. Por su parte, Kurt Schuschnigg estaba dispuesto a renunciar a su puesto si fuese necesario para evitar una invasión alemana.
De vuelta en Viena, el canciller de Austria Kurt Schuschnigg aceptó dar libertad a los nazis austriacos encarcelados, y entregó el Ministerio de Policía al nacional-socialista Arthur Seyss-Inquart, en un último intento de mantener la independencia de Austria.
En Sachsenhausen se le alojó en el «búnker» reservado a «prisioneros especiales», que compartía con el canciller de Austria, Kurt Schuschnigg.
Llegó a ser hombre de confianza de los primeros ministros austriacos, Engelbert Dollfuss y Kurt Schuschnigg, quienes fueron los últimos primeros ministros antes de que Austria fuese anexada en el Anschluss a la Alemania nazi.
Por ejemplo, el nombre del heredero al trono del Imperio Austro-Húngaro se convirtió simplemente en «Karl Habsburgo», no «Karl von Habsburgo». Del mismo modo, «Friedrich von Hayek» se convirtió en «Friedrich Hayek» y «Kurt von Schuschnigg» fue «Kurt Schuschnigg».
El sucesor de Dollfuß, el Canciller Kurt Schuschnigg intentó una nueva ronda de negociaciones con los ya ilegales socialdemócratas e incluso con los monarquistas, con el fin de estabilizar la situación nuevamente.