Juan Guas

Guas, Juan

 
(m. 1496) Arquitecto y escultor español. Trabajó en la fachada de los Leones de la catedral de Toledo y en el Palacio del Infantado, de Guadalajara.
Ejemplos ?
Destacan también las sepulturas de los nobles que alberga en su interior entre las que destacan las del Infante don Sancho, nieto de Alfonso X, o la Martín Díaz de Ledesma realizada por un discípulo de Juan Guas.
Posteriormente se atribuyó también a Enrique Egas y a Juan Guas, aunque lo más probable es que el autor del cambio de estilo que se evidencia en su proceso de construcción fuera Lorenzo Vázquez de Segovia.
El patio del Colegio, que se ha relacionado con el palacio del Infantado de Guadalajara, se atribuyó al arquitecto Juan Guas aunque ciertos motivos arquitectónicos y decorativos fueron empleados por Bartolomé de Solórzano maestro de la catedral de Palencia y activo en la misma época en Valladolid.
La iglesia fue levantada en el siglo XV, bajo el patronazgo de los Mendoza, señores de Colmenar Viejo y del Real de Manzanares, por Juan Guas, el arquitecto de los Reyes Católicos.
Por estos primeros años de su vida se relacionó en Torrijos con Antón y Enrique Egas, así como con Juan Guas, de quienes recibiría los conocimientos para adentrarse en el mundo del arte.
Ya en el siglo XV se terminan todas las obras de la catedral y en 1475 Juan Guas construye el reloj mecánico, además de trasladar la primitiva portada occidental al lado norte.
Finalmente, la capilla del Colegio parece ser de Simón de Colonia, aunque pudieron intervenir los maestros Juan Guas y Juan de Talavera.
Se realizan numerosas actividades culturales, especialmente las asociaciones La Fuentecilla, Amigos de la Colegiata, Juan Guas, Academia de Historia y Arte.
La llegada del siglo XIX tiene dos circunstancias diferentes: por un lado la entrada en la Península de las fuerzas napoleónicas, que se apoderan de numerosas obras de arte, destruyen múltiples edificios de gran valor, como el monasterio franciscano de Santa María de Jesús de Torrijos, una joya artística, obra de Juan Guas.
Al terminar el siglo XV el monumento lucía en todo su esplendor de goticismo, de artesonados y de riquezas. Las trazas se deben a Juan Guas, arquitecto toledano.
De la prolongación de las jambas arranca una orla ornamental que se cierra sobre la corona; debajo de ésta y en el centro, las armas reales de Enrique IV de Castilla; más abajo, una armadura y tres escudos borrosos. Es probable que el artífice de la portada sea el arquitecto Juan Guas.
La portada responde al modelo típico de Juan Guas, de gusto hispano-flamenco, abierta en arco carpanel cobijado por otro apuntado que por el exterior se quiebra formando una conopia.