Juan Eusebio Nieremberg

Nieremberg, Juan Eusebio

 
(1595-1658) Jesuita y escritor español. Autor de Diferencia entre lo temporal y lo eterno.
Ejemplos ?
De la Imitación de Cristo Nuestro Señor (1599). Juan Eusebio Nieremberg: Doctrinae Asceticae sive spiritualium Institutionum Pandectae (1643).
Entre sus estudiantes estuvieron algunos de los más importantes literatos del Siglo de Oro: Lope de Vega, Francisco de Quevedo y Calderón de la Barca; y entre los profesores Juan Eusebio Nieremberg.: Real Colegio de Loyola, iniciado en 1689.
Ascetas y místicos agustinos (Fray Luis de León, Alonso de Orozco, Pedro Malón de Chaide, etc.). Ascéticos y místicos jesuitas (San Francisco de Borja, Juan Eusebio Nieremberg, etc.).
Cielo estrellado de María (Madrid, 1655) Obras cristianas del Padre Juan Eusebio Nieremberg, Tomo I de sus obras en romance (Imprenta Real, Madrid, 1665) Obras filosóficas del Padre Juan Eusebio Nieremberg, Tomo III (Imprenta Real, Madrid, 1664) Obras cristianas (Lucas Martín de Hermosilla, Sevilla, 1686) Vida de Santa Teresa de Jesús (Madrid, 1882)
Juan Eusebio Nieremberg y Otin (Madrid, 9 de septiembre de 1595 - ibíd. 7 de abril de 1658), humanista, físico, biógrafo, teólogo y escritor ascético español perteneciente a la Compañía de Jesús.
Ya en el Siglo de Oro, destacó como biógrafo de artistas Francisco Pacheco, Fernando Pizarro y Orellana como biógrafo de conquistadores de Indias y el jesuita Juan Eusebio Nieremberg como biógrafo de santos; Santa Teresa de Jesús y San Ignacio de Loyola nos dejaron esbozos autobiográficos en el siglo XVI.
Ignacio, Varones Clarísimos en Santidad, Doctrina, Trabajos, y Obras Maravillosas en Servicio de la Iglesia (Quiñones, Madrid, 1645) Vida del Santo Padre Francisco de Borja (Madrid, 1644) Partida a la eternidad y preparación a la muerte (Imprenta Real, Madrid, 1645) Vidas ejemplares y venerables memorias de algunos claros varones de la Compañía de Jesús, de los Cuales es este Tomo Cuarto (Alonso de Paredes, Madrid, 1647) De la constancia en la virtud y medios de perseverencia (Madrid, 1647) Del nuevo misterio de la piedra imßn y nueva descripción del globo terrestre (Madrid, 1643) Epistolas del reverendo Padre Juan Eusebio Nieremberg, Religioso de la Compañía de Jesús.
Escribió sobre él Juan Eusebio Nieremberg en sus Varones ilustres (libro III, capítulo séptimo) y narró su martirio Luis de la Puente en su Vida del padre Baltasar Álvarez.
Diccionario histórico de la Compañía de Jesús, tomo II Camilo María Abad, Vida del Venerable Padre Martín Gutiérrez. Juan Eusebio Nieremberg, Varones ilustres (libro III, capítulo séptimo).
Ascetas y místicos agustinos (Fray Luis de León, Pedro Malón de Chaide, etc. Ascéticos y místicos jesuitas (San Francisco de Borja, Juan Eusebio Nieremberg, y otros).
La sanidad militar española se desarrolló con la creación de los primeros colegios de cirugía en el siglo XVI: el Hospital naval de Cartagena (para la batalla de Lepanto, –véase Cartagena–) y el Hospital naval de Ferrol (para la Armada Invencible, –véase Ferrol–) Colegio Imperial de la Compañía de Jesús El Colegio Imperial, fundado por los jesuitas en 1625 (Juan Eusebio Nieremberg, Gemma Cornelli Madriti, Claudio Richardi —Claude Richard o Claudio Ricardo—, Jean-Baptiste Cysat, Jean Charles della Faille, Hugh Sempill —Hugo Sempilius—, Alexius Silvius Polonus, Francisco Antonio Camassa, Jean Francois Petrey, Jacob Kresa, etc.) fue denominado sucesivamente Reales Estudios de San Isidro o Seminario de Nobles.
Por las alusiones del texto sabemos que se relacionaba con eruditos como el murciano Francisco Cascales y Tomás Tamayo de Vargas; con el cronista de Indias Luis Tribaldos de Toledo; con muchos jesuitas, entre ellos Juan Luis de la Cerda (gran comentarista de Virgilio) Juan Eusebio Nieremberg, gran escritor ascético, Ibarra y Santoyo; el político Lorenzo Ramírez de Prado, con quien intercambió un epistolario que se ha conservado; sus parientes Álvaro de Villegas, colegial de Salamanca, y Bernabé de Andrade; los juristas Antonio Pereda y Pedro Pimentel, doctor en ambos derechos; Pedro Alarcón Ocón; Juan Piñero Osorio, obispo de Calahorra; Jacobo Riaño de Gamboa y Juan Bautista Larrea, entre otros.